alexa La Catrinas, joyas atemporales para celebrar la vida

La CatrinaHonrar la vida es el hilo conductor de los diseñadores de Arte Joyas para crear una colección atemporal fabricada en plata e inspirada en el símbolo tradicional mexicano: la Catrina, que busca comunicar sentimientos de gratitud y celebración a la vida. La colección incluye anillo, dije y mancuernillas estilo unisex.

La palabra “catrín” definía al hombre bien vestido y engalanado del México del siglo XIX. El muralista Diego Rivera vistió a la “Calavera Garbancera” (nombre con que llamaban a las personas que aparentaban lo que no eran) con la simbólica estola de plumas, para convertirla en la Catrina magistral de su mural “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”.

La Catrina fue una alegoría para representar la penuria y reprobar a la clase privilegiada del la época y, ahora, forma parte de nuestro folclore mexicano. Por ello, la marca mexicana de joyería fina de plata con 10 años de trayectoria, creada por Luis Omar Guerrero, Luis Berron y Alfredo Pérez desarrolla y lanza esta colección con un aire contemporáneo.

Anillo: el diseño funde componentes característicos de La Catrina de José Guadalupe Posada y elementos contemporáneos, dando como consecuencia una pieza dotada de un sólido bagaje cultural y estético que comunica fuerza.

“La muerte es algo a lo que todos nos tendremos que enfrentar algún día, independientemente de nuestro estrato socieconómico y de todo aquello que define la vida terrenal. Es el punto de consumación de nuestro recorrido y es gracias a este fin que la vida cobra sentido”, expresa el diseñador Luis Berron.

Mancuernillas: fabricadas en plata de apariencia mate, contrastan con sus detalles pulidos, son un accesorio impecable para comunicar la personalidad del hombre contemporáneo y elegante que desea distinguirse por su carácter y apariencia.

La Catrina es una imagen que nos recuerda que estamos vivos y que tenemos que estar agradecidos con la vida, y obligados a hacer que valga la pena tanto para nosotros como individuos como para con la sociedad”, finaliza Luis Omar Guerrero.