alexa El Dios del amor: Xochipilli –Macuilxochitl
ORO
Obras maestras de la orfebrería

La cultura mixteca nos pertenece. Constituye parte invaluable e indeleble del legado de nuestra herencia prehispánica. Por medio de magistrales obras maestras de la orfebrería (algunas representadas por deidades o alegorías) el mundo ha podido maravillarse no solo con la magnificencia del arte mixteco, sino también de la prosperidad y riqueza de México.

“Xochipilli –Macuilxochitl” es uno de los seres divinos más icónicos de la mitología mixteca. Su nombre se traduce como “Príncipe de las flores” o “Dios del Amor”. De acuerdo con el arqueólogo mexicano Alfonso Caso, la pieza original- pectoral Xochipilli –Macuilxochitl, descubierta en la tumba número 7 de la antigua ciudad de Monte Albán, Oaxaca, en 1932 muestra la cabeza de tlacuache, símbolo de la tierra, ataviado con dos bandas de hilos delgados rematados por diminutas rosetas.

Para los orfebres de Oaxaca, el ser humano es nada sin el amor. Y las joyas que lo acompañan a lo largo de la vida poseen un lenguaje propio. Se nutren uno de otro y, entre los recuerdos y la esperanza, nace conexión eterna. En esta perspectiva, los orfebres de Oro de Monte Albán, con habilidad prodigiosa dan vida a la pieza “Xochipilli –Macuilxochitl”, “Dios del Amor” esculpida artesanalmente por medio del vaciado a la cera perdida.

ORO
Xochipilli –Macuilxochitl

El dije y los aretes fabricados en oro o plata de delicada y misteriosa belleza están inspirado en la pieza original del siglo XII-XV D.C. y narra la historia de cultura que cree en el amor, la fuerza de la naturaleza y el valor; elementos claves de la riqueza de un pueblo multicultural.

Oro de Monte Albán tiene puntos de venta en Oaxaca y en la zona arqueológica de Monte Albán, San Miguel de Allende; Guanajuato y en la Ciudad de México (The Shops DownTown). Asimismo, cuenta con el único taller de joyería, ubicado en Oaxaca, acreditado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH) para fabricar reproducciones de joyería en oro y plata, de los tesoros de gran valor artístico y cultural encontrados en la Tumba número 7 en Monte Albán, Oaxaca.