alexa Cinco beneficios que la vitamina C produce en la piel
VITAMINA-C
La vitamina C mejora la apariencia de la piel
Es bien sabido que la vitamina C ayuda a reforzar el sistema inmunológico; no obstante, pocos conocen los múltiples beneficios que aporta a la piel. Este nutriente es un gran aliado de los tratamientos antienvejecimiento, así como en el combate de problemas como manchas y acné.
 
Jatziri Chávez, directora del Centro Dermatológico de Alta Especialidad (Cedae), escplica “la vitamina C es clave para la producción de colágeno y elastina, proteínas que brindan resistencia y elasticidad a la piel. Lo ideal es utilizar productos con una concentración máxima del 15 por ciento para obtener buenos resultados. Además, protege a la dermis de los radicales libres, los cuales afectan al cuerpo de diferentes maneras, por ejemplo, acelerando el envejecimiento".
 
Este componente mejora también la apariencia de la piel: hace que luzca mucho más joven, luminosa y revitalizada, sobre todo cuando se aplica de forma tópica. Por si fuera poco, es poderosa para contrarrestar los efectos del sol en la dermis. “Un 70 por ciento de los pacientes con daño solar o manchas tienen una notable deficiencia de esta vitamina”, asegura la dermatóloga, quien complementa los tratamientos antimanchas realizados en el consultorio con concentrados de vitamina C en casa.

En los pacientes con acné resulta de gran ayuda para exfoliar la piel y eliminar así las células muertas que se acumulan en esta, además de que calma el enrojecimiento e inflamación causados por este problema. Entre otros beneficios también está el de aclarar las marcas que producen los granos y comedones.

“La vitamina C se debe aplicar principalmente por la noche. Esta se encuentra en una gran variedad de productos, tales como sueros, geles y cremas, además de limpiadores, tónicos y mascarillas”, señala la directora del Cedae. Lo recomendable es guardar estos en lugares oscuros y verificar que los envases estén bien cerrados, ya que podría alterarse el estado del producto.

D
e forma tópica, las propiedades de este nutriente pueden aprovecharse por medio de cápsulas o de la ingesta de frutas y verduras con altos niveles de vitamina C, tales como naranjas, mandarinas, fresas, papaya, kiwi, guayaba, cerezas, sandía, espinacas, acelgas, brócoli, coliflor, tomate, coles de Bruselas, entre otros alimentos.

“Se aconseja que las mujeres consuman diariamente 75 miligramos de vitamina C, mientras que los hombres, 90 miligramos. Este nutriente no solo aporta beneficios importantes para la piel, sino también para el cuerpo. Como bien sabemos, la vitamina C fortalece el sistema inmunológico, de ahí que sea indispensable ingerirla durante la temporada de invierno”, subraya la dermatóloga Jatziri Chávez.