alexa Belleza y Bienestar
NOCHEBUENA
Nelly Gabriela Melgar Cabrera

¿Conoces a Cuetlaxochitl?, (flor que se marchita en náhuatl) o Euphorbia Pulcherrima (nombre científico). Pocos sabran de qué estamos hablando. Tiene muchos nombres y es originaria de México. Se trata de la flor de Nochebuena y se le conoce así porque florece en invierno, justo en el mes de diciembre, que es cuando empiezan las fiestas navideñas y son utilizadas en casi todo el mundo.

NOCHEBUENA
Las flores necesitan muchos cuidados

En México se da sólo en algunos estados: Morelos, Taxco, Guerrero, Michoacán, Puebla, Ciudad de México, Jalisco y Estado de México.

También le llaman flor de Pascua, flor de fuego o estrella de Navidad, y aunque ya dijimos que es originaria de nuestro país, es en Estados Unidos donde se patentó, ahí se le conoce como poinsettia.

Resulta que en 1825, el médico, botánico y embajador de Estados Unidos en México, Joel Roberts Poinsett, impresionado por su belleza se llevó algunos ejemplares a su país, la patentó y se dedicó a cultivarla con gran esmero en su invernadero. Luego empezó la obsequiarla a sus amistades. Desde entonces, la flor de Nochebuena fue conocida en muchos lugares del mundo.

NOCHEBUENA
El buen riego de Joel evita que se sequen

En el siglo XVII fue llevada a Europa por su belleza y aceptación, en el siglo XIX, –de acuerdo con algunos historiadores–, empezaron a utilizarla en el Vaticano. La flor formó parte del ornato de los templos religiosos, en las fiestas navideñas y se sabe que la Basílica de San Pedro, fue adornada con Cuetlaxóchitl, la noche del 24 de diciembre de 1899, provocando la admiración de todos los visitantes por la belleza de la misma.

En Cuautla, Morelos estado de mayor producción de la Nochebuena, entrevistamos a Nelly Gabriela Melgar Cabrera, dueña del vivero “El Ciprés”, que se dedica a la reproducción de diferentes plantas de ornato. Ella nos explicó que es a finales de noviembre y diciembre, cuando la flor está en todo su esplendor.

Los trabajos de plantación empiezan, para los macetones, en el mes de marzo, para ir dándoles el tamaño y la forma, para macetas de seis pulgadas, se puede empezar en los meses de junio y julio.

NOCHEBUENAS
Entre octubre y noviembre empiezan a colorearse

El proceso inicia con la colocación de plántulas en macetas, Gabriela nos dice que “las plántulas son la segunda etapa de la planta, cuando ya reventó la semilla, y empieza a formar raíz. Se colocan en espacios techados o invernaderos, ya que requieren de grandes cuidados, tanto del ataque de plagas, como la mosca blanca o la araña roja, así como del clima extremo”.  

Recorrimos el vivero y vimos a Elíseo, uno de los encargados, revisando que las plantas no tengan plagas, mientras que Joel, otro de los trabajadores, nos habló del cuidado que hay que tener al regar las Nochebuenas, ya que el mal riego puede manchar las hojas de color.

La pequeña parte del centro, es la flor, y las hojas, parte verde, y otras de diferentes colores. La Nochebuena tradicional, es de hojas rojas en su parte de arriba, aunque con el paso del tiempo se han hecho de otros colores, como amarillas, rosa pinta, blanco, morado, hasta llegar a más de 20 variantes. Gaby compartió uno de

NOCHEBUENAS
Empiezan tener forma los macetones

los secretos para obtener una Nochebuena más frondosa, “podarlas en determinado momento, les dará el tamaño que requieras, mas podas para macetones, y menos para las macetas de seis pulgadas”.  

Gabriela pertenece a una asociación de más de 80 productores de diferentes tipos de plantas de ornato, principalmente de Morelos, Puebla, Guerrero y Ciudad de México llamada Conaplor, que se encarga de comercializar sus producciones en toda la República, y otros países.        

La leyenda

Cuenta una leyenda que hace mucho, mucho tiempo, en un pequeño pueblo de México, todos los habitantes se reunían en la iglesia cada año durante el nacimiento de Jesús para dejarle algún regalo.

NOCHEBUENAS
La producción de macetones de seis pulgadas inicia en junio

A Pablo le encantaba aquella tradición. Todos los años veía llegar a muchas personas desde muy lejos con regalos hermosos: cestas de fruta, ropa, algún juguete... Pero según pasaban los años, Pablo se ponía más y más triste. Él sólo veía como todos iban y depositaban sus regalos pero él no tenía nada que regalar, era muy pobre y eso lo hacía sentir mal.

Pablo se escondió en un rincón de la iglesia para evitar que vieran que no tenía nada que dar y empezó a llorar, pero pronto de sus lágrimas que habían caído al suelo, comenzó a brotar una hermosa flor con pétalos rojos.

Pablo comprendió que aquella flor era un regalo de Dios, para que Pablo se la regalara al niño Jesús. Contento fue y deposito aquella flor juntos con los demás regalos, pero manteniendo el secreto que había nacido de sus lágrimas.

El resto de personas, al ver aquella planta tan bella, decidieron llevar una idéntica cada año. Ese gesto, poco a poco, se convirtió en tradición y hoy en todos los hogares, una flor de Nochebuena deslumbra a todos con sus intensas hojas de colores.


Galería
A partir de oviembre las flores lucen todo su esplendor.jpg Elíseo revisa las condiciones de las Nochebuenas.jpg Florecen en diciembre, justo para  Navidad.jpg Hoy las Nochebuenas lucen distintos colores.jpg Hoy se les conoce en casi todo el mundo.jpg La supervisión logra plantas de excelencia.jpg No hay duda. Son hermosas.jpg Se deben cuidar de plagas como la de la araña roja y la mosca blanca.jpg Se empapelan para entregarlas.jpg Todos los días hay que estar pendientes de las flores.jpg