alexa Besos venenosos, no bajen la guardia ante la influenza

Recordemos que en esta época de besos y abrazos, sigue siendo invierno y así como el amor, los virus están en el aire… y en las bocas

Besos
Los médicos Francisco Larrondobundo,. Jesús Ruiz Rosillo y, José Luis Sandoval

Un beso tiene el poder de transmitir los más maravillosos sentimientos, afecto y sensaciones. Sus efectos en el cuerpo son notorios y mientras más apasionado, más poderoso. Sin embargo, junto con toda esa carga emocional que conlleva, un beso es capaz de volverse una vía fácil para el contagio de enfermedades infecciosas, como la influenza.

Si le quitamos el romanticismo al acto, el contacto con la boca y, sobre todo, con la saliva puede ser perjudicial para la pareja si uno de los involucrados sufre de una infección leve o un padecimiento crónico. Por esta razón, hay que tomar en cuenta una serie de recomendaciones para la prevención de infecciones en vías aéreas superiores, en especial en la recta final del invierno.

Es necesario también reconocer los síntomas y saber diferenciar la influenza o gripe de un resfriado común. Explica el doctor Jesús Ruiz Rosillo, gerente médico de Compliance Farmacéutico de Laboratorios Chinoin, que los síntomas suelen ser más intensos. “Puede presentarse debilidad, fiebre, dolor articular, de cabeza y garganta, tos y malestar en el pecho. Es una enfermedad que afecta el estado general del cuerpo e, incluso, da una sensación de muerte”.

Para combatir la influenza, menciona el doctor Ruiz, es indispensable recurrir al tratamiento médico. Existen diversos medicamentos antivirales, los cuales requieren de receta para su venta, no obstante una excepción autorizada con resultados favorecedores es Antiflu-Des. “Es importante recalcar que se debe leer bien el instructivo de uso para una automedicación responsable. No es lo mismo automedicación que autoprescripción. Los medicamentos de venta libre son para automedicarse, pues no son antibióticos, lo incorrecto es autoprescribirse con aquellos que sólo puede recetar el doctor”, enfatiza.

Como formas de prevención del contagio, el doctor. José Luis Sandoval, jefe del Departamento de Áreas Críticas del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias “Ismael Cosío Villegas” (INER), expone: “se debe evitar dar besos o hacerlo lo más rápido posible, no dar la mano, mantener de uno a 1.5 metros de distancia con las otras personas, usar cubrebocas, hidratarse constantemente y emplear un tratamiento médico”. 

Ambos médicos coinciden en que el repunte de casos de influenza para esta temporada se esperaba en noviembre, mas llegó hasta finales de enero y lo que va del mes de febrero. En invierno y frentes fríos las consultas aumentan un 30%, así como la gravedad de los casos, también es causa del 10% del ausentismo laboral. Otra forma de prevención son las vacunas. La Secretaría de Salud compra alrededor de 30 millones de vacunas para su aplicación, preferentemente, a las personas más propensas (niños, adultos mayores, diabéticos, gente que cuida enfermos, y embarazadas, para estas últimas no hay riesgo de complicaciones).

Al momento de demostrar su amor, piensen en ustedes y en la persona amada, prevengan por el bien de su salud. Besos cortos y medicación responsable para un Feliz San Valentín. 

Los besos en invierno deben ser cortos para prevenir la influenza latente en invierno, pues suelen presentarse más casos de influenza y los besos contribuyen a su contagio, por lo que es frecuente que haya casos de influenza derivados del contagio en época de invierno.