alexa El surrealista neerlandés, Maurits Cornelis Escher, en el Palacio de Gaviria
Palacio de Gaviria
El Palacio de Gaviria

Escher en el Palacio de Gaviria. El genio del surrealismo neerlandés, Maurits Cornelis Escher (Países Bajos, 1898–1972), es el protagonista de esta exposición que ha gozado de gran acogida internacional. En ella se pueden admirar 200 obras que han influido en científicos y en el imaginario de los diseñadores, además de en el mundo del arte, todo ello en el marco de uno de los tesoros arquitectónicos del centro de Madrid, que abre sus puertas tras varios años cerrado: el Palacio de Gaviria.

La exposición incluye algunas de las obras maestras de este gran artista, como Mano con esfera reflectanteRelatividad (o Casa de Escaleras), y Belvedere. Esta selección de piezas permite profundizar en la trayectoria de Escher, en la que destaca como grabador, intelectual y matemático, cuyas obras han marcado la cultura colectiva durante décadas. La exposición cuenta  con experimentos científicos, áreas de juego y recursos educativos que contribuyen a que visitantes de todas las edades comprendan sus perspectivas imposibles, sus imágenes desconcertantes y los universos aparentemente irreconciliables que se unen en él para formar una única dimensión artística.

La muestra, producida y organizada por el grupo italiano Arthemisia, hace posible, además, la reapertura del Palacio de Gaviria, uno de los lugares emblemáticos de la capital situado en pleno centro, en la calle Arenal. Obra del arquitecto Aníbal Álvarez Bouquel, fue construido entre 1846 y 1847 por encargo del banquero Manuel Gaviria y Douza, Marqués de Gaviria, según el lujoso modelo de los palacios renacentistas italianos. Su escalera balaustrada y los frescos de Joaquín Espalter y Rull son algunos de los elementos más espectaculares que caracterizan al palacio y de los que el público puede disfrutar de nuevo.

Escher, que constituye una de las citas imprescindibles de la agenda cultural madrileña para este año, puede visitarse hasta junio. La muestra itinerabte ha sido expuesta en Bolonia, Roma y Treviso, entre otras ciudades. Su sede más reciente fue el Palazzo Reale de Milán donde recibó más de 200.000 visitantes.