alexa Erotismo en el MODO

El Museo del Objeto del Objeto, mediante su nueva exposición compuesta por 1,500 piezas, explora la faceta más recóndita del ser humano

erotismo
Nueva exposición del MODO en la colonia Roma

¿Qué secretos guardan nuestras sábanas o los cajones de nuestras mesitas de noche? En la intimidad, al explorar nuestro erotismo, emerge el verdadero yo, vulnerable al rendirse a sus deseos. Como sociedad, ¿qué nos identifica en lo erótico? ¿Por qué hallamos placer en lo prohibido a consecuencia de una errónea concepción de nosotros mismos?

Del 21 de abril al 28 de agosto el Museo del Objeto del Objeto (MODO) abrirá sus puertas al público a la exposición “Erotismos. La vida íntima de los objetos”, compuesta por 1,500 piezas que reflejan 150 años de historia de este tema tabú. El curador, Pavel Granados, comenta: “no abundan en México las colecciones relacionadas con el erotismo y hubo una censura en el arte, sin embargo, en donde se ha hecho mucho por la libertad erótica es en la publicidad”.

Sin distinguir alta ni baja cultura, en la estructura del recorrido se observan bellas mujeres en numerosos carteles publicitarios, el libro vaquero, vestidos de vedettes y rumberas, juguetes sexuales, tarjetas de pin ups, imágenes de desnudos, pinturas, bondage, sex symbols por década, figuras, pantimedias, condones, Barbie y mucho más, donde es notorio el desbalance de material erótico dirigido a hombres y mujeres, pues abunda más para ellos que para ellas.

erotismo
Expresiones artísticas del erotismo

Ojo. No por referirse al erotismo y a objetos de deseo, lo expuesto en el museo tiene carácter de pornográfico. Aclara Paulina Newman, directora general del MODO, que se buscaron objetos cuyas cualidades fueran estéticas y poseyeran belleza en sí mismos. “La función del erotismo se ubica en lo artístico y lo social, a diferencia de la pornografía, dirigida a la excitación y a lo carnal”, afirma.

El escritor Francisco Martín y su esposa, la periodista, Beatriz Riva consideran que la exposición rompe con prohibiciones absurdas y la censura que al pasar de los años ha impuesto el gobierno y ha promovido el clero. Así, dicen, “retrata la evolución cultural y de pensamiento del ser humano a partir de los objetos eróticos”.

En la última sala de la muestra, como parte de la investigación del recinto, los visitantes responden a una encuesta de forma lúdica acerca de su experiencia. Adicionalmente, el museo llevará a cabo ciclos de conferencias para padres, niños y jóvenes con el objetivo de abordar temas de educación sexual.

El ingreso de menores de 16 años se permite si van acompañados de un adulto, debido al contenido sexual explícito en la colección. Que sea esta la oportunidad de hablar con la juventud sin miedo a la apertura mental, de aprender juntos y de apreciar y disfrutar de uno de los elementos que nos hace humanos.

Galería

DSCN9507.JPG DSCN9512.JPG DSCN9516.JPG DSCN9521.JPG DSCN9536.JPG DSCN9544.JPG DSCN9551.JPG DSCN9558.JPG DSCN9560.JPG DSCN9563.JPG DSCN9566.JPG DSCN9573.JPG DSCN9576.JPG