alexa Despojado de lo prescindible. Centrado en lo fundamental, Solo Loewe Esencial
Loewe
Solo Loewe Esencial

“Despojado de lo prescindible, centrado en lo fundamental”. Es el código de valores de Solo Loewe Esencial, una nueva fragancia masculina que juega al despiste en lo formal (nunca un perfume ‘depurado’ fue menos simple) para perseguir un concepto escurridizo (pero muy atractivo): la afirmación de la singularidad.

Actualmente en un mundo rodeado de infinidad de elementos materiales, se trata de buscar la esencia que te hace único y singular frente al resto. Todo lo que conoces se reduce a lo esencial, buscando aquellos elementos que consiguen expresar lo que te hace auténtico.

Inspirado por el estilo de vida minimalista y fiel a la búsqueda del equilibrio entre contrastes nace el nuevo Solo Loewe Esencial.

Un nuevo Eau de Toilette fresco metálico donde el diseño se reduce a su mínima expresión. Una estructura de hierro ligera, pura, atemporal y precisa, que contrasta con un vidrio grueso pero delicado, dando vida a un perfecto equilibrio opuesto. 

Loewe
Un Eau de Toilette fresco metálico

Un hombre auténtico, urbanista, vanguardista amante del diseño y del minimalismo. Así se presenta el hombre Solo Loewe Esencial. Un hombre lleno de contrastes, pero de carácter equilibrado que se despoja de todo aquello en su vida que no es fundamental, dejando únicamente los elementos esenciales.

Un nuevo Eau de Toilette fresco metálico, en el que destacan notas como la lima, el tomillo o el romero, así como la madera de Gaïac. Como en el resto de fragancias Solo Loewe, la estructura se articula en base a la armonía de cuatro acordes dispares: un acorde especiado contrapuesto a un acorde aromático, fusionados con un acorde fresco metálico frente a un acorde final amaderado.

En un mundo rodeado de infinidad de elementos materiales, sostiene la firma de lujo de origen español, la auténtica búsqueda de uno mismo pasa por reivindicar aquello que expresa la individualidad. Lo absoluto, lo esencial. Para ello, la marca pome al alcance del hombre vanguardista y minimalista de vocación, una Eua de Toillete.

Presume de un diseño simple, opuesto a la complejidad de la estructura de la fragancia. La dureza del hierro contrastada con la fragilidad del vidrio. Una estructura ligera que reduce al mínimo los materiales empleados. Extremos opuestos que conviven en un equilibrio armonioso.


Con esta nueva creación Loewe sigue buscando ese carácter atemporal y una entidad despojada de lo prescindible. El hombre se encuentra en ese constante equilibrio, sin perder la esencia que los hace a todos ellos hombres Solo Loewe.