alexa Pierre Cardin, símbolo de la moda y pionero del ‘prêt-à-porter`, fallece a los 98 años
PIERRE CARDIN
Pierre Cardin, el diseñador francés cuyo estilo de la era espacial
fue uno de los símbolos de la moda del siglo XX

Pierre Cardin, el diseñador francés cuyo estilo de la era espacial fue uno de los símbolos de la moda del siglo XX, falleció a los 98 años. Fue uno de los más grandes de la industria. Trabajó desde los 14 años y fue uno de los pioneros en el ‘prêt-à-porter’.

Murió en el hospital americano de Neuilly, al oeste de la capital francesa, según informó la familia a la agencia France Presse. No se ha dado a conocer la causa del fallecimiento.

El diseñador de moda francés de origen italiano, Pierre Cardin, además del legado de moda deja herencia que se calcula milmillonaria que incluye también hoteles y restaurantes de reconocida cadena parisina.

En el mundo turístico, Pierre Cardin era propietario de la célebre cadena de restaurantes y hoteles Maxim’s, valorada —debido a oferta de compra recibida en 2016— en 2 mil 500 millones de euros.

Entre su gran fortuna, poseía la mansión de Palais Bulles en la Riviera Francesa, que estuvo en venta por nada menos que 350 millones de euros, el castillo del marqués de Sade en Lacoste (Francia) o el palazzo Bragadin en Venecia (Italia), según la información de El Mundo.

Ahora todo apunta a que será su sobrino, el arquitecto Rodrigo Basilicati, herede todos estos bienes, ya que el modisto nunca tuvo hijos.

Su contacto con la profesión que acabaría revolucionando comenzó muy temprano. A los 14 años, entró como aprendiz de sastre en Saint Étienne. Durante la Segunda Guerra Mundial, trabajó como contable por la Cruz Roja en Vichy, hasta que en 1945 llegó por fin a un París del que no volvería a irse. Tras un primer paso por la maison Paquin, donde diseñó los trajes y máscaras de la película La Bella y la Bestia (1946) de Jean Cocteau, empezó a trabajar para la diseñadora de origen italiano como él Elsa Schiaparelli, antes de convertirse, en 1947, en el primer empleado de Christian Dior, recuerda Le Monde.

En 1950, abre su propia maison y empieza a sacudir el mundo de la moda con sus diseños inspirados, como decía él mismo, en el trabajo de un escultor: “primero creo las formas y luego intento incorporar en ellas el cuerpo”, repetía.

El nombre de Cardin quedó grabado en gran cantidad de productos, desde relojes de pulsera hasta sábanas, haciendo que su marca se convirtiera en una de las más famosas del mundo. Fue incorporado a la Academia de Bellas Artes en 1992.

En su apogeo en la década de los 70-80 sus productos se vendieron en unos 100 mil puntos de venta en todo el mundo, aunque ese número disminuyó drásticamente en las décadas posteriores.

El modisto nació el 2 de julio de 1922 en San Biagio di Callalta, Italia, y creció en Francia, donde se instalaron sus padres huyendo del fascismo de comienzos del siglo XX. Pietro Costante Cardini, quien acabaría siendo conocido como Pierre Cardin tenía apenas dos años en aquel entonces y fue el menor de los siete hijos de familia de agricultores.

PIERRE CARDIN
Falleció a los 98 años de edad en el hospital americano de Neuilly

Su fulgurante escalada al Olimpo de la moda no solo se debió a su entusiasmo y capacidad de visualizar la moda de la posguerra. Este hombre “de talentos múltiples y energía inagotable”, como lo definió su familia, aún a sus 98 años seguía dirigiendo su gran legado.

En los cincuentas viajó por primera vez a Japón, y dos décadas después ya andaba organizando desfiles en China todavía lejos de ser el foco del lujo que es hoy. “Trabajo, trabajo, trabajo”, contestó hace unos años cuando le preguntaron por el secreto de su juventud eterna.

Luego de ser el primer trabajador de Christian Dior, abrió su propia casa en 1950, y desde ahí comenzó a sacudir el mundo de la moda con sus diseños.

Participó notablemente con André Courrèges (1923-2016) y Paco Rabanne en el resurgimiento de la alta costura en la Francia de la posguerra. “Siempre tuve mi cabeza en el futuro, siempre he creado para los jóvenes ”, solía repetir una y otra vez, de acuerdo con Le Monde.

Su fama se solidificó vistiendo también a los famosos, artistas y poderosos de la época: se codeaba con las familias más poderosas de Francia y Europa como los Rothschild y diseñó trajes para Salvador Dalí, Rita Hayworth, también, Jeanne Moreau, la actriz francesa que con la que vivió apasionado romance transformado después en amistad que duró hasta la muerte de la francesa en 2017. Ella también inspiró uno de los pocos arrepentimientos de este hombre que siempre miraba hacia adelante. Le habría gustado tener un hijo y que Moreau fuera su madre. . “Podría haberlo hecho, tenía a la madre, Jeanne (Moreau). Ella quería casarse.