alexa 12 uvas para recibir el Año Nuevo... ¿Sabes de dónde viene esa tradición?

uvasEres una de esas personas que antes de las 11:59 de la noche del 31 de diciembre ya está lista con sus 12 uvas para esperar las campanadas, pero acaso, ¿sabes de dónde surge esa tradición?

Esta es una de las tradiciones más antiguas que se ha extendido en todo el mundo; una ingesta de 12 uvas que se hace en los últimos segundos del año actual y primeros segundos del año entrante.

Origen

uva
Puerta del Sol en Madrid, España

“El 2 de enero de 1894 en España, El siglo futuro, incluye un artículo del día anterior de El imparcial, titulado: ‘Las uvas bienhechoras’, donde se habla de esta como una costumbre ‘importada de Francia, pero ha adquirido entre nosotros carta de naturaleza'. El mismo día en El Correo Militar, se podía leer: ‘La imperecedera costumbre de comer las uvas al oír sonar la primera campanada de las doce, tenía reunidas en fraternal coloquio a infinidad de familias, y todos a coro gritaron: ¡Un año más!.

uvaPero la tradición que conocemos hoy en día, comenzó en la Puerta del Sol en la misma España donde las uvas se tomaban a los pies del reloj; fue cuando la prensa en 1987 describía la tradición de las uvas como: “Es costumbre madrileña comer 12 uvas al dar las 12 horas en el reloj que separa el año saliente del entrante”. Y así poco a poco se fue difundiendo por el resto de España.

Años siguientes, el supuesto origen francés molestó a algunos, pero para 1909 los agricultores de Almería, Murcia y Alicante que tenían excedente de uva, les benefició, decidiendo sacarle provecho a la producción, esforzándose especialmente por popularizar la costumbre. Esa difusión bastó para que la tradición tomara fuerza y se fuera extendiendo por toda España y resto del mundo.

Hoy en día

Armando nuestra lista de propósitos y deseos para cumplir el año que se avecina, siendo que el año que acaba no se llegaron a cumplir o en algunos casos se cumplieron de más, no falta la familia reunida o amigos listos para recibir el año nuevo.

Es así que si cenas antes de las 12 o después, al llegar los últimos segundos del año en curso con bebida en mano, las últimas 12 campanadas darán inicio a un nuevo ciclo.

De esta forma, se empieza a comer una uva por cada campanada, pidiendo un deseo en la ingesta de cada una de ellas.

Se cree que esas 12 uvas, representan los 12 meses del año por venir, y se convertirá en signo o símbolo d  prosperidad para el año que iniciapróximo año.

Aunque en realidad se desconoce el origen exacto de la tradición, hoy en casi todo el mundo  se sigue casi al pie de la letra.

Lo que sí sabemos es que la mayoría de los mexicanos se ha convertido en practicante de esta tradición con la intención de que se cumplan sus deseos y que el año a iniciar sea prospero y lleno de logros.