alexa Spia Comunicación Corporativa y Relaciones Públicas celebró 25 años

El festejo fue doble porque Tony también cumplió un año más de vida

celebración
Tony al lado de la crupier celebrando a los ganadores entre ellos su mamá

Hoy les hablaré de Spia, Comunicación Corporativa y Relaciones Públicas. Su directora general, Tony de Alba, quien en otro tiempo fue discípula de Fernando Gaitán, en aquella famosa Universidad Femenina; luego reportera en el desaparecido periódico Novedades y tiempo después fue mi jefa en la sección de Vida y Estilo.

El miércoles pasado Tony celebró 25 años con su agencia de Comunicación Corporativa y Relaciones Públicas. Cuando pensé en 25 años me dio frío. El tiempo pasa volando, casi sin sentirlo. Con el festejo, al que nos invitó, llegaron a mi mente infinidad de recuerdos. Algunos muy buenos. Otros no tanto.

Fue como ver una película de antaño. Me vi compartiendo la redacción con Tony. Recordé su embarazo. Vi, en mi película mental, a su hijo brincando en las escaleras de mi casa. Hoy, Evaristo Martínez de Alba, ya casado y con dos hijos es el director comercial. Son un gran equipo con el resto de sus colaboradores: Marcela Palacio, directora de cuentas; Víctor Lomelí y Gabriela García, gerentes de cuenta; Daniela Urbina, gerente Jr. de cuenta; Carmen Mendoza, gerente de Recursos Humanos.

celebración
Marcela Palacio, Evaristo Martínez de Alba, Minerva y Tony de Alba

Fernando Raúl Vargas, gerente de medios, quien por cierto se escondió; Edith González, analista digital; Roberto Moreno, analista; Marisol Sánchez Losada, que dijo que no sabía quien era (yo), Diana Juárez, María Inés Cabrera y Julián Fernández, asistentes de dirección.

La celebración estuvo por demás divertida. Música de los 70s, 80s, incluso uno que otro atrevido romántico, pero eso sí, muy afinado, decidió cantarle a Tony. También la música invitaba a bailar y claro, los que bien saben de ello se lanzaron a la pista sin vacilar.

Hubo casino, para quienes llevamos la adrenalina del juego en la sangre. Nos regalaron unos cuantos dólares (de esos que no sirven más que para imaginar que tenemos unos cientos de ellos destinados al juego). La Ruleta no dejó de sonar, y las apuestas iban y venían.

Las mesas de Black Jack, estaban repletas de jugadores que lanzaban porras a las y los croupier con la intención de que ellos como banca, se arruinaran. La velada fue muy divertida. Te pagaban por tomarte una fotografía, por aquello de ‘no te quedes con mi alma’. Te pagaban si bailabas, muestra tu destreza…

celebración
El pastel de aniversario

Al final, a contar las ganancias, convertirlas en un cheque al portador y participar en la subasta por bicicletas, pantallas, chocolates, batidoras, cafeteras…, y más.

Lo mejor de todo, fue que Tony, además de festejar los 25 años de Spia, Comunicación Corporativa y Relaciones Públicas, celebró también su cumpleaños. Compartió con todos. Recorrió todas las mesas. Se tomó fotos por aquí y por allá y bueno, no pudo apagar la vela del pastel porque, en su lugar pusieron una pequeña bengala que iluminó, con pequeñas chispas de colores, y por unos instantes a quienes rodeábamos a Tony.

Felicidades dobles por los aniversarios. Que el éxito continué y que celebres todos los años. Es un buen pretexto para reunirnos.

Galería

Compartió con todos.jpg Delicioso pastel de aniversasrio.jpg Doble celebración.jpg También hubo quienes no fueron tan atentos al juego.jpg Todos muy atentos en la ruleta.jpg