alexa Del 31 de julio al 5 de agosto se realizará el Abierto Mexicano Mifel

Participan siete jugadores que tienen un sitio entre los primeros 35 lugares del mundo

Tenis
Mañana inicia el torneo

A partir de mañana lunes 31 de julio y al 5 de agosto, se llevará a cabo el Abierto Mexicano Mifel, en Los Cabos será sede de figuras como el tenista checo Tomas Berdych, quien actualmente ocupa el puesto 15 en la clasificación mundial de Sam Querrey, quien vuelve a México tras conquistar el Abierto Mexicano en Acapulco 2017.

Banca Mifel y otros patrocinadores, se ha sumado de manera comprometida con Grupo Pegaso para traer a la región Pacífico norte del país a siete figuras sembradas en los primeros 35 lugares del ranking de la ATP mundial y fortalecer así el desarrollo del tenis mexicano.

“La clave está en los niños y jóvenes mexicanos”, señala Daniel Becker, director general de Banca Mifel, quien además es un importante promotor del tenis mexicano. “Estamos muy interesados en lo que viene para este bello deporte y respaldamos como grupo mexicano a los organizadores de este Abierto. Creemos creemos que lo importante radica en inspirar a los niños y los jóvenes mexicanos para que se apasionen con este deporte y muestren la disciplina que nos permita tener más y mejores tenistas nacionales”.

El cuadro principal del torneo está conformado por siete estrellas del tenis global de acuerdo al Emirates ATP Ranking. Tomas Berdych (15), Ivo Karlovic (23) y Feliciano López (25) encabezan el cuadro junto con Albert Ramos-Vinolas (22), Sam Querrey (28) y Fernando Verdasco (35). Todos ellos listos para presentarse en Cabo del Mar dentro de las inmediaciones de Delmar International School, cuyas instalaciones inauguradas apenas en 2015, cuenta con 2,800 m² de construcción con infraestructura de primer nivel para albergar a los jugadores y a los espectadores durante toda una semana.

Afortunadamente, los esfuerzos en el tenis mexicano se multiplican y cada día existe mayor participación de empresarios, asociaciones y fanáticos que destinan recursos económicos y materiales desde Los Cabos hasta la Ciudad de México, Acapulco y Cancún, primordialmente.