alexa Fundación Gigante ofrece cena de recaudación a favor de la nutrición infantil
FUNDACiÓN GIGANTE
María Teresa Barrutieta de Perusquia

En las poblaciones urbanas de México siete de cada 10 niños y niñas entre cinco y 14 años presentan desnutrición crónica; esa cifra se duplica en zonas rurales. Ahí se vuelve común que quienes tienen acceso a la educación asistan a clases sin haber ingerido alimento alguno; lo que se traduce no solo en afectaciones a su desarrollo físico, sino también en su capacidad de atención, retención y aprendizaje.

FUNDACIÓN GIGANTE
Mary Carmen y Ángel Losada

Atendiendo a este problema, Fundación Gigante apoya desde el 2007 a Ayúdame a Crecer, programa desarrollado por la Orden de Malta México, que busca por medio de la alimentación, mejorar la calidad de vida de niños y niñas entre los seis meses y los 12 años, que viven en comunidades vulnerables.

A fin de reforzar este apoyo, Fundación Gigante convocó a diversos aliados a una cena de recaudación de fondos la noche del miércoles 11 de septiembre presidida por María Teresa Barrutieta de Perusquia, presidenta de la Fundación, en el reconocido restaurante francés Au Pied de Cochon dentro del hotel Presidente InterContinental Polanco.

Mediante video, con testimonios de niños, niñas y familiares, la Fundacón informó que, en conjunto con la Orden de Malta, se han entregado más de 397 mil paquetes nutricionales, beneficiando a 34 mil 433 niños y niñas de los estados de Puebla, Michoacán,

FUNDACIÓN GIGANTE
Mariá Teresa Barrutieta de Perusquia, Marisa Madero, Marina Alonso y
Daniela Rivas

Tlaxcala, Chiapas, San Luis Potosí, Hidalgo, Tabasco, Estado de México y Ciudad de México. Además, se ha capacitado a más de 3 mil 300 familias para que aprendan a utilizar la soya en su alimentación, debido a su bajo costo y alto contenido nutricional.

El menú de la velada estuvo a cargo del chef ejecutivo Frédéric Lobjois quien ofreció: camarones crujientes sobre emulsión de calabaza de Castilla y miel de Arce, filete de res con papa Forestière y salsa de morillas, lubina del mar de Cortes al azafrán con caponata e hinojo confitado y como postre jardín rojo, panacotta de Tonka con sorbete de frambuesa y bizcocho de cereza, y seis texturas de chocolate, todos estos platillos maridados por Moët.

Para Grupo Presidente es de gran importancia involucrarse en acciones que mejoren la situación de grupos vulnerables en el país, es por ello que en Fundación Gigante encontró  gran aliado pues ambas empresas son reconocidas por su alto desempeño en actividades de responsabilidad social.