alexa Bruselas lanzó hoy "Certificado verde digital" que todavía no está aprobado por los 27 países de la UE

La intención es evitar largas cuarentenas y facilitar el turismo en verano

CERTIFICADO VERDE
Todavía no es aprobado en todos los países de la UE

Burselas es ciudad de ambiente elegante, donde el famoso Manneken Pis es el símbolo más queridos de la capital belga. Mide alrededor de 50 centímetros y es niño desnudo orinando en la pila de una fuente. Se ubica en la parte antigua de la ciudad y no hay duda que él junto con el chocolate, la cerveza, el  Atonium o la Grand Place el pequeño Manneken Pis ocupa uno de los principales puestos representativos de Bruselas.

CERTIFICADO VERDE
Bruselas, capital de Europa y orgullosos
admiradores del Manneken Pis

Pero también Bruselas es "Capital de Europa" por ser el asiento oficial de las principales instituciones de la Unión Europea. Hoy miércoles, en esta ciudad, se lanzó, como propuesta, certificado de vacunación del Covid-19, al que denominaron “Certificado verde digital” que contiene código QR y tiene la principal finalidad de evitar largas cuarentenas y “facilitar el turismo en verano”.

Aunque aún no está aprobado pues tendrá que pasar por pasar el trámite legislativo comunitario. Deberá obtener la aprobación de los Gobiernos y del Parlamento Europeo y, tendría que ponerse en marcha mecanismo informático para que sea posible su emisión y lectura en todos los países de la Unión Europea antes de entrar en vigor.

CERTIFICADO VERDE
Quieren tenerlo listo para el verano

Tomando en cuenta que los sistemas sanitarios europeos están descentralizados el reto tecnológico es mayúsculo. Por ello, los plazos de cara a su aprobación deberán producirse en tres meses, si la comunidad Europea quiere tenerlo listo de cara al inicio del verano. Tiempo, en el que el “Certificado verde digital“ deberá estar aprobado, diseñado e implantado.

Por otra parte hay que destacar que no hay unanimidad entre los 27 países miembros de la Unión Europea (UE) por lo que todavía falta matizar algunos aspectos esenciales.

CERTIFICADO VERDE
Podrá ampliarse a viajeros que
reciban otras vacunas

“Si un Estado miembro acepta la prueba de vacunación para levantar las restricciones a la libre circulación”, explica la Comisión Europea, “tendrá que aceptar la prueba de vacunación emitida por otro Estado miembro en relación con las vacunas que hayan recibido la autorización de comercialización de la Unión Europea. Los Estados miembros tendrán la opción de ampliarlo a los viajeros que reciban otras vacunas (como la Sputnik V). Al viajar, todo titular del Certificado Verde Digital tendrá los mismos derechos que los ciudadanos del Estado miembro visitado que hayan sido vacunados, tengan prueba PCR o hayan pasado el coronavirus.

El certificado debe buscar facilidad de viajar dentro de la Unión Europea y tiene como objetivo facilitar la libre circulación dentro de la UE y la flexibilización de las restricciones actuales, no restringir los derechos a la libre circulación y el derecho a viajar”.

El Certificado Verde Digital cubrirá tres tipos de certificados: certificados de vacunación, certificados de prueba (prueba NAAT / RT-PCR o prueba rápida de antígeno) y certificados para personas que se han recuperado de Covid-19.

Además de incluir información relevante sobre los procesos de vacunación, también puede ser extensible a otros datos como que puede ser de utilidad al incluir información sobre aquellos que han superado la enfermedad.

También serviría como salvoconducto ante las restricciones, aunque su portador no se haya vacunado pero, la inmunidad haya sido natural por haber superado la enfermedad asociada al coronavirus. En España y otros países de la comunidad por la prueba PCR.

Otro de los aspectos importantes del “Certificado Verde Digital” es su funcionamiento y sistemas de verificación. Se trata de un simple QR que incluye firma digital para su verificación. Sistema de protección para evitar posible falsificación.