alexa Retos y necesidades del turismo local post-pandemia
POST PAMDEMIA
En el análisis del futuro inmediato

La pandemia por Covid-19 ha derivado en importante reducción del turismo internacional en México, país cuya economía está íntimamente ligada a esta actividad: en 2019 representó 8.7 por ciento del PIB y 6 por ciento de los empleos. Sin embargo, el sector tuvo caída del 49.3 por ciento entre enero del 2020 y mismo mes de este año, con miras a recuperarse hasta el 2023 de acuerdo con el secretario de Turismo, Miguel Torruco.

Con el objetivo de analizar el futuro inmediato del sector y cómo hacer frente a esta crisis, los líderes de la industria Javier Puente, President of Hospitality Sales & Marketing Association; Jordi Llorens, CEO de Mundo Joven; Nico Barawid y Maricarmen Herrerías, fundadores de Casai, startup de hospitalidad, participaron en la conferencia  “Retos y necesidades del turismo local post-pandemia”.

Barawid señaló que marzo de 2020 marcó un antes y un después en los emprendimientos hospitalarios como el suyo: “La ambigüedad y ansiedad de la pandemia fue dura para Casai, como lo fue para toda la industria en general. Pero fue precisamente este hecho lo que obligó a quienes formamos parte de este sector a reinventarnos, y afrontar los retos y necesidades del turismo local en el contexto post-pandemia”.

Tecnología y digitalización como un “must” de la industria

POST PANDEMIA
La recuperación se prevé para 2023
POST PANDEMIA
Se buscarán terrazas y balcones

Los panelistas coincidieron en que el sector turístico mexicano es más resiliente que cualquier otro, y su capacidad de adaptación ha sido grande; sin embargo, para lograr mantenerse competitivo y a flote, será indispensable la implementación de nuevas tecnologías como sistemas smartlock y dispositivos conectados, con la finalidad de ofrecer experiencias nuevas y seguras. De acuerdo con Javier Puente, al día de hoy, México tiene sólo 15 por ciento de la oferta turística digitalizada, mientras que otros países alcanzan hasta 140 por ciento; por esta razón, el proceso de digitalización debe ser integral: desde el nivel operativo hasta la industria, sin olvidar la experiencia del usuario

Balcones y terrazas: Entre las amenidades que más destacan

La digitalización y la tecnología han ayudado, señalaron los expertos, a conocer el perfil de los viajeros y lo que esperan del hospedaje, para darles servicio más personalizado. Al respecto, Maricarmen Herrerías, señaló que la data generada a partir de las preferencias de reservaciones de los turistas, ha permitido a Casai entender el comportamiento del huésped actual y saber con qué comodidades “hacen más click”, quienes ahora ponen entre sus primeras opciones las habitaciones con balcón o terraza para disfrutar de espacios que no suelen ser aprovechados en el hogar

Jordi Llorens destacó que de acuerdo con estudios recientes, este año México será país de “viajes domésticos, con personas prefiriendo viajar a menos de 200 millas de su lugar de residencia” para vacacionar e incluso para trabajar, pues en los últimos meses las organizaciones en general han descubierto el valor del home office al no comprometer su rentabilidad trabajando a distancia, y se han vuelto más flexibles al respecto, con el repunte de tendencias como el bleisure travel y el staycation.

Sustentabilidad y responsabilidad social, importantes para el turista internacional

POST PANDEMIA
Se buscará también tranquilidad

Por lo que respecta a las preferencias del consumidor global, Javier Puente resaltó que ahora los viajeros internacionales llegan al país con la intención de descansar y vivir experiencias locales, pero también de tener “karma turístico”: investigan cómo se obtuvieron las tierras donde se construyó su hotel, cuáles son las tecnologías y medidas sustentables de cada recinto, y quieren constatar que su estancia ha dejado baja huella ecológica mientras ayudan a quienes más lo necesitan con la derrama económica.

Por último, recomendaron a los nuevos emprendedores de la industria entender las situaciones que conlleva el impasse actual y no enfocarse en cómo les afectan, sino en cómo aprovecharlas; considerando en primer lugar a las personas, que son quienes sacarán adelante los negocios en los peores y los mejores momento

Tanto la resiliencia como la unidad de la industria y la apertura para negociar, harán que el sector turístico salga a flote en estos tiempos de incertidumbre. “Las rentabilidades son rígidas, pero las personas son flexibles”, concluyó Javier Puente.