alexa Claves sobre educación sexual en los niños
niños
La comunicación y la confianza son importantes para una
buena educación sexual de tus hijos

Como papás debemos ser la primera y más importante fuente de información para nuestros hijos en temas de sexualidad, es necesario estar conscientes de ello, explica Patricia de la Fuente, especialista en psicología infantil y fundadora de SEDI, Servicios Educativos para el Desarrollo Infantil, centros de estancias para niños de 45 días a seis años de edad.

Entre los puntos a tomar en cuenta están:

Pregúntate cuál fue la educación sexual que recibiste y qué repercusiones tuvo esa información en tu vida durante la infancia, como adolescente y, posteriormente, en tu vida adulta. Luego de este análisis podrás identificar de qué forma quieres educar a tu hijo y qué tipo de información es la que quieres proporcionarle para transmitirle seguridad en el tema.

Acciones simples como enseñarle a nombrar cada parte de su cuerpo por su nombre son una manera de iniciar la educación sexual, la cual se recomienda comenzar a partir de los 18 meses de edad, de acuerdo con la Asociación Americana de Pediatría. Esto les permitirá no relacionar a sus genitales como un “tabú” o como un “tema prohibido” o “vergonzoso”.

Es importante brindarle información oportuna y de acuerdo con su edad, de manera que se satisfaga su curiosidad con el fin de mantener la confianza de preguntar a sus papás. Al considerar que, aproximadamente, desde los tres años de edad, iniciarán sus primeras dudas sobre sexualidad con temas como “el origen de los bebés” o las diferencias físicas entre niños y niñas o entre niños y adultos.

La experta en psicología infantil recomienda responder a los niños de acuerdo con su nivel de comprensión, determinado por su edad. No obstante, señala que las respuestas deben basarse en la realidad para evitarles confusiones. Asimismo, es importante inculcarles el amor y respeto a su propio cuerpo y el de los demás. En ese sentido, se necesita orientarlos en la responsabilidad del cuidado del cuerpo, de la mano de los hábitos de higiene.

A la par de esta etapa, es necesario iniciar con ellos a desarrollar el sentido del pudor de forma sana, mediante el fomento al derecho a la privacidad que tenemos todas las personas. Sin embargo, se debe tomar en cuenta que esto va relacionado al nivel de autonomía que el niño adquiere con la edad, tanto para su higiene personal como para su cuidado.

Patricia de la Fuente, recomienda explicar a los niños sobre las “partes privadas” de su cuerpo, aquellas que no se muestran en público y que no deben ser tocadas ni vistas por otros niños o adultos, salvo sus propios padres o el pediatra en las consultas médicas.

La experta enfatiza el hecho primordial de transmitir en los niños la confianza para preguntar sobre esos temas y que ellos sepan que como papás estarán ahí para orientarlo y apoyarlo.

Para más información, consulta: www.sedi.edu.mx.