alexa Ángeles verdes preveé ofrecer 10.000 servicios a turistas en Semana Santa
ANGELES VERDES
Te aulian en el camino

Durante esta temporada vacacional de “Semana Santa” la Corporación “Ángeles Verdes” de la Secretaría de Turismo federal (Sectur), brindará 10.000 servicios de atención mecánica e información turística a los visitantes nacionales, connacionales y extranjeros que recorran los 291 tramos de cobertura de la red carretera nacional. 

Con el apoyo de 675 elementos y 374 unidades, además de 46 grúas y radio patrullas, los Ángeles Verdes ofrecerán el apoyo por medio del número 078 para recibir auxilio mecánico, información vial y turística en este periodo vacacional de “Semana Santa 2017”. 

Las recomendaciones que los Ángeles Verdes hacen a los automovilistas que utilicen las vías carreteras son:

Respetar los señalamientos viales. Evitar el uso de teléfonos celulares al conducir el vehículo. No conducir bajo el influjo de bebidas alcohólicas ni con cansancio. Portar en el auto la tarjeta de circulación, licencia de conducir así como la póliza de seguro de auto vigente en caso de cualquier incidente.

Asimismo, recomiendan a los conductores realizar las respectivas revisiones de su unidad previo al trayecto, como verificar niveles de aceite, anticongelante y combustible, así como confirmar la adecuada presión de aire en llantas y buena reacción de los frenos.

De igual manera la corporación “Ángeles Verdes” conmina a que tanto el conductor del vehículo así como los pasajeros deberán verificar que todos ocupantes utilicen el cinturón de seguridad. Asimismo es importante que se sujete a bebés en sillas de seguridad siempre manteniendo el auto-asiento ajustado de espaldas mientras que para niños más grandes de frente.

Se debe conducir dentro de los límites de velocidad permitidos y marcados en las carreteras pues el riesgo de muerte se duplica por cada 20 km que se aumenta la velocidad a más de 80 km por hora. A su vez, el uso de aparatos de telefonía celular reduce hasta 50 por ciento el registro visual e incrementa cuatro veces la posibilidad de un accidente, mientras que la ingesta de alcohol disminuye la capacidad de reacción ante una eventualidad.