alexa La naviera Pullmantur ofrecerá servicios sanitarios a países en vías de desarrollo

Así, la naviera impulsará acciones de voluntariado que permitan a Naves de Esperanza llevar servicios de salud a diversas zonas marginadas a nivel mundial

Naviera
La naviera impulsará acciones de voluntariado

Jorge Vilches, presidente y CEO de Pullmantur Cruceros y Ricardo Menzies, presidente de Naves de Esperanza, firmaron un convenio de colaboración en el que la naviera Pullmantur se convierte en la primera empresa de cruceros a nivel mundial en colaborar con la ONG que proporciona servicios sanitarios a países en vías de desarrollo y cuenta con el mayor buque hospital civil del mundo equipado con los últimos avances en la medicina. 

Naves de Esperanza es una organización civil que opera el mayor buque hospital civil del mundo, la “Esperanza de África”, que está equipado con cinco quirófanos, 82 camas de hospitalización, rayos-x, escáner, laboratorio médico y telemedicina. Este buque hospital universitario cuenta con una tripulación voluntaria de 400 personas procedentes de más de 40 países,

El buque atraca cada año en uno de los países más necesitados del mundo, donde proporciona cirugías gratuitas y, a la vez, trabaja con la sanidad pública local, para mejorar las instalaciones hospitalarias y proveer entrenamiento para el personal médico y administrativo.

naviera
El buque Esperanza de África

En el marco de este convenio, la naviera española presentó una serie de acciones encaminadas a dar visibilidad entre todos sus públicos a la labor que realiza la ONG, tales como el impulsando activo al voluntariado y la captación de recursos con el objetivo de contribuir a las actividades que Naves de Esperanza realiza sus programas en zonas necesitadas.

Jorge Vilches, indicó “este proyecto es especialmente significativo para nosotros ya que aúna la solidaridad con el mar, elemento muy ligado a nuestra actividad. Queremos poner al servicio de Naves de Esperanza todos nuestros activos y potencial para acercar la sanidad a personas que difícilmente pueden tener acceso”.

Por su parte, Ricardo Menzies, asegura que “ante tanta necesidad hemos empezado un proyecto para construir una segunda Nave de Esperanza, que será un 50% más grande que el buque actual. En un periodo corto de tres años, tenemos que duplicar el número de socios, voluntarios, y empresas colaboradoras. Por eso el acuerdo con la naviera Pullmantur Cruceros es tan importante y esperamos que sea un modelo ejemplar que muchas otras empresas seguirán, a fin de ayudar a esta gente tan necesitada en los países en vías de desarrollo”.