alexa ANA, conexión aérea entre México y Japón

La aerolínea premiada por Skytrax con cinco estrellas por “Mejor servicio a bordo” expone sus beneficios y opciones que acortan la distancia entre nuestras naciones

JapónJapón posee una gran riqueza de atractivos culturales, tecnológicos, naturales y tradicionales que, en los últimos años, le ha hecho popular especialmente entre los jóvenes como un destino ideal para viajar. Ya sea por placer o de negocios, cada vez más mexicanos emprenden el vuelo a tierras niponas.

Así, la aerolínea japonesa All Nippon Airways (ANA) ha trabajado por dar mejores y más eficientes soluciones de transportación para atender esa demanda con un servicio competitivo con rutas que faciliten el traslado de México al país del sol naciente.

ANA surgió únicamente con vuelos domésticos en 1952. Gracias a su exploración de nuevos mercados y oportunidades, treinta y cuatro años después, en 1986, abrió vuelos internacionales. Como compañía en crecimiento se han dedicado a expandir sus rutas.

Por esta razón, sus primeras oficinas de ventas en Latinoamérica fueron establecidas en nuestro país con Hideshi Oshimo como vicepresidente y gerente general. Mientras que su base principal se ubica en Tokio.

Desde el momento en que se pone un pie en cualquiera de los 245 aviones que integran la flota propia de la aerolínea, con 41 Boeing 787/Dreamliner en servicio y 20 unidades A320, se puede sentir todo Japón en las distintas comodidades que sus secciones (First Class, Business Class, Premium Economy y Economy) ofrecen.

El servicio es muy esmerado en la hospitalidad hacia el pasajero, pues tienen claro que es la impresión más importante que deja la aeroínea. Las azafatas se anticipan a las necesidades del cliente y le apoyan de la mejor manera, su capacitación les permite empatizar con éste y comunicarse sin importar la barrera del idioma, en caso de ser distinto del japonés o inglés.

Japón
Servicio y alimentos de calidad

La comida y bebida es de muy buena calidad, con menús de platillos tradicionales. En las secciones de negocios y lujo cuentan con el grupo de chefs internacionales, The Connoiseurs, para ofrecer alta cocina japonesa. También en la clase turista han buscado mejorar la calidad de los alimentos, ya que como apunta Oshimo, quieren que todo México pruebe las gastronomía de Japón.

El entretenimiento en las pantallas designadas para cada asiento está disponible en español, asimismo cuentan con menús de fácil comprensión para elegir. Tomando en cuenta todo lo anterior, por tres años consecutivos, ANA ha ganado la máxima calificación de Skytrax con cinco estrellas por el “Mejor servicio a bordo”.

En su apuesta por el mercado mexicano, en junio de 2015 iniciaron la puesta en marcha de un vuelo pensado en los viajeros de nuestro país. En código compartido con United Airlines, salen aviones desde Ciudad de México, Querétaro, Guadalajara, Aguascalientes, Nuevo León o Monterrey hacia Houston en Texas, Estados Unidos.

De dicha conexión, parten unidades de ANA únicamente al aeropuerto de Narita en Tokio, por la conveniencia de su gran tamaño. La documentación del equipaje es directa de México a Japón. El precio de este vuelo es muy accesible para entrar al mercado: $1000 dlls viaje redondo con impuestos.

Japón
Interior del avión moderno y confortable

En promedio, un 10% de mexicanos integran el total de pasajeros que abordan este vuelo hacia Japón vía Houston, porcentaje que ha sobrepasado las expectativas de la aerolínea y continúa creciendo.

La empresa aérea sostuvo negociaciones con la fábrica encargada de manufacturar las aeronaves y motores, respecto a la elaboración de un motor resistente al viaje. Dado el alto gasto de combustible a consecuencia de la distancia y la altura no contaban con el equipo apropiado. Pero, finalmente se ha anunciado una ruta diaria y sin escalas para el próximo año.

En febrero de 2017 las nubes verán volar Boeings 787-8 de la Ciudad de México, destino internacional número 42 de la aerolínea, a Narita. La inauguración de este vuelo significa una mayor competencia por parte de la empresa, en especial por los despegues diarios. En poco tiempo estaremos aun más cerca de Japón.

Cada vez más compañías japonesas invierten en México y cada vez hay más intercambio económico y cultural. Igualmente, ha aumentado el flujo de japoneses. El vicepresidente de All Nippon Airways visitó la capital para conocer más de nuestra cultura. Por su parte, el vicepresidente Oshimo, quien habla español, disfruta de la gastronomía nacional y ha viajado a diversos destinos mexicanos. Ambas naciones estrechan lazos. ANA trabaja por que así sea.