alexa El NAICM, un desafío para la infraestructura aeroportuaria

Avances del proyecto NAICM; el mayor reto de la construcción del nuevo aeropuerto es el subsuelo del ex Lago de Texcoco

NAICM
Avances barda y camino perimetral

La idea de construir un nuevo aeropuerto en la Ciudad de México por muchos años estuvo en el tintero de varias administraciones presidenciables, mismas que quedaron anuladas por considerarse costoso, poco viable y lleno de suspicacia pues enfrentaba muchas interrogantes tales como dónde se construiría debido a que el actual Aeropuerto Internacional Benito Juárez, se encuentra ubicado en una zona sobre poblada y que enfrenta serios problemas de viabilidad, saturación aérea, ambiental, entre otros factores.

Sin embargo el tema de construir uno nuevo al ya establecido en la Ciudad de México tocó ser punta de lanza de nueva cuenta en la administración del presidente Enrique Peña Nieto, pese a que se encontró con el mismo panorama, entre ellos el tema de la infraestructura, dado que el Aeropuerto Internacional Benito Juárez, muestra una claro signo de saturación desde hace una década o más, producto de la evolución demográfica en la zona y la apertura de nuestro país a la era globalizada, debido al incremento sustancial de la demanda de vuelos que pone al límite su capacidad operativa.

Cabe mencionar en palabras del mandatario en su discurso ofrecido en el evento de Avances y Retos del Plan Nacional de Infraestructura, en Septiembre de 2014 dijo: “El Aeropuerto Benito Juárez no tiene espacio suficiente para realizar despegues y aterrizajes simultáneos, a pesar de que cuenta con dos pistas y por ello en mi administración, se realizaron estudios técnicos para determinar la mejor opción de un nuevo aeropuerto. Así que partiendo de esta necesidad se realizaron análisis de factibilidad financiera y de rentabilidad social, a fin de encontrar las alternativas más adecuadas”, señala el comunicado.

NAICM
Este será el resultado al concluir la construcción

Así las cosas y como resultado de estos estudios, se concluyó que el lugar idóneo para llevar a cabo su construcción fuera la zona contigua al aeropuerto que consta de 12 mil hectáreas de propiedad Federal en la región oriente del Valle de México. Sin embargo se prevé la compra de más hectáreas a los ejidatarios de la zona de San Salvador Atenco en el Estado de México.

Un vistazo breve a la Convocatoria

Una vez identificada la ubicación se convocó a arquitectos nacionales e internacionales más reconocidos para que presentaran sus proyectos. Las propuestas fueron evaluadas y calificadas por expertos bajo distintos criterios: el económico, arquitectónico, urbano, ambiental y logístico además de valorar el impacto positivo a las comunidades vecinas al nuevo aeropuerto. Luego entonces se eligió al despacho del arquitecto inglés Norman Foster y su socio el mexicano Fernando Romero, encargados del proyecto.

Cómo está conformado el proyecto

Su desarrollo se realizará en etapas y tomará años llevarlo a su máxima capacidad. La primera etapa contempla tres pistas de aterrizaje de operación simultánea que deberán estar listas para 2020 y con ello transportar a más de 50 millones de personas y 550 mil operaciones al año; mientras que en su segunda fase contará con un total de seis pistas para atender a 120 millones de pasajeros, dos terminales y dos satélites y un millón de operaciones al año.

Beneficios en la primera etapa:

NAICM
El aeropuerto presenta un avance del 3 por ciento

Su construcción tendrá una importante derrama económica en todo el país. Fuente generadora de empleos en de la Zona Metropolitana del Valle de México. El NAICM en su proceso de construcción emplea directa o indirectamente a más de 160,000 personas. Favorece la contratación de cientos de pequeñas y medianas empresas

El gobierno de la República Mexicana trabaja coordinadamente con las autoridades de la Ciudad de México y el Estado de México para los proyectos de infraestructura para la construcción y operación del nuevo aeropuerto. Es un proyecto único en América, con visión social y 100% sustentable.

El Diseño

Hace que este aeropuerto sea único en su tipo, ya que tendrá una estructura distinta, no tendrá un techo convencional; sin paredes verticales y no tendrá columnas en el sentido tradicional de un aeropuerto. Es una escultura que se extiende con un modelo de sustentabilidad, conocido como Leed Platinum, lo que según los conocedores lo ubicará en el peldaño de los estándares internacionales.

Avances del proyecto AICM

NAICIM
La construcción emplea directa o indirectamente a más de 160,000 personas

La construcción de la primera fase del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México -que se prevé operé en 2020-, se reporta un avance de más del 3 por ciento del mes de marzo a la fecha; se estima tendrá un avance del 65 por ciento en la primera fase al final de la administración del presidente Peña Nieto. El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), expuso los avances técnicos del Proyecto del Nuevo Aeropuerto por medio del director corporativo de infraestructura del GACM, Raúl González Apaolaza.

Actualmente se llevan a cabo siete obras, entre ellas la nivelación de terreno, cimentación y edificación del campamento GACM. A la fecha hay avances de la construcción de la barda y camino perimetral que rodeará el polígono del nuevo Aeropuerto de aproximadamente 4,430 hectáreas en total de ancho y largo, una vez terminado esta barda contará con un sistema de video-cámaras con sensor de movimientos lo que permitirá detectar personas y movimientos y estará diseñada para contener fuertes impactos.

La terminal y las pistas representan el 80 por ciento de todo proyecto y ya han iniciado los trabajos; en este 2016 se estima un presupuesto de 20,000 a 25,000 millones dependiendo de la firma de los contratos. Se está trabajando una red de caminos de 48 kilómetros provisionales con objeto de acceder a la obra, éstas desaparecerán conforme el avance de la misma. Se está construyendo una maqueta que tendrá la tecnología más avanzada en la que se visualizará el avance del proyecto.

NAICM
En 2018 estará concluida la obra y el 20 de octubre del 2020 entrará en operaciones

Se edifica un campamento central que tendrá 150 oficinas (que tendrá comedor, dormitorios, etcétera), donde vivirán los ingenieros, contratistas y todo personal que tiene que ver con la construcción. Actualmente trabajan 4,000 personas y se labora todos los días las 24 horas. Conforme avance la obra aumentará el número de trabajadores. Se construye un sistema de drenaje pluvial para la construcción con sistema de bombeo, bordos, tuberías.

En la primera etapa se realizarán las pistas 2, 3 y 6 sin embargo los trabajos están actualmente enfocados en la pista número 3 donde se encuentra haciendo labores de nivelación y donde posteriormente se realiza una sofisticada técnica para evitar hundimientos naturales de suelo. Esta área se encuentra en las cercanías de San Salvador Atenco, Estado de México. 

Por cierto, hace algunos días se anunció que será la empresa de Carlos Slim, la que se encargue de la construcción de la pista número 3, después de haber presentado la mejor propuesta.

Actualmente se está empleando de manera temporal personas de la zona Atenco encargadas del rescate de la flora y la fauna y la limpieza del polígono perimetral.

En 2018 estará concluida la obra y el 20 de octubre del 2020 entrará en operaciones. Será la obra más importante del actual sexenio, con un costo global superior a los 13 mil millones de dólares, apalancada por un sistema financiero que acaba ser objeto de un reconocimiento mundial y que dará servicio a 68 millones de pasajeros en 550,000 operaciones por año en su primera etapa.

El NAICM contará con tres pistas paralelas simultaneas, 94 puestos de estacionamiento de aeronaves de contacto y 42 puestos de estacionamiento de aeronaves remotas en su primera etapa.