alexa Personajes
PARADOR-PEÑA-SOLA
Vista del Valle de Santiago

Salamanca, Guanajuato.- Sólo hay 22 kilómetros de distancia entre el Valle de Santiago y Salamanca. Aquí pareciera que te “asfixia” el aire puro y es en esta zona plagada de enormes rocas, piedras y cactáceas donde se halla el Parador de Peña Sola. Aquí puedes practicar senderismo, escalada, camping, rappel, ciclismo de montaña, observación de aves…

La vista es increíble. Un gran monolito se ve a lo lejos, y en otros cercanos es posible hacer escalada tradicional. La Madre Naturaleza muestra su inmensidad y majestuosidad. Puedes estar muy cerca del cielo, dejar colgando los pies o tocar las rocas mientras estas suspendido en las alturas.

En el Valle de Santiago nos recibió el chef Juan Carlos Andrade Macías,

PARADOR-PEÑA-SOLA
Entrada al Parador de Peña Sola

encargado del restaurante y del Parador de Peña Sola en general. Desde este lugar puedes hacer la Ruta de los Duendes, donde encontrarás las plantas palo azul, doradilla, cazahuate y otras. Si tienes suerte podrás ver: gavilanes, ardillas, conejos, coyotes, luciérnagas, aguilillas…

El nombre original de Valle de Santiago era Camémbaro, palabra purépecha que significa “lugar de ajenjo” o “estafiate”; hoy es sitio ideal para empezar el día con delicioso desayuno y después cruzar el puente colgante -se llama Victoria-, donde empieza la aventura.

Te darán a escoger listón de tu color preferido que lleva cascabel colgando, en él escribirás todo aquello que quieres dejar atrás… blanco: pureza, optimismo, frescura y simplicidad. Rojo: fortaleza, pasión, amor,

PARADOR-PEÑA-SOLA
Chef Juan Carlos Andrade Macias

fuerza y valor. Naranja: entusiasmo, creatividad, éxito y ánimo. Amarillo: energía, felicidad, diversión y alegría. Verde: naturaleza, esperanza y crecimiento. Azul rey: libertad, verdad, armonía y lealtad. Morado: serenidad, romanticismo y elegancia. Rosa: dulzura, sentimientos de gratitud y amistad.

Es muy importante que te concentres al caminar por el puente --a mí la altura me provoca vértigo y siempre procuro no ver hacia abajo--. Ya en él, antes de dar el primer paso levantas el brazo derecho hacia el cielo y pones tu mano izquierda sobe el lado del corazón. Luego caminas lentamente –se mueve como un columpio- y, dicen, sientes cómo fluye la energía en todo tu cuerpo. La verdad, lo único que yo sentí fue que me temblaban las rodillas… Cuando vas cruzando decides el lugar donde amarrar el listón. Por supuesto, en cuanto

PARADOR-PEÑA-SOLA
El puente colgante

pisé tierra firme lo amarré en un rincón junto a otros. Ah, también hicimos lo obligado: tañer la campana que hay al terminar el trayecto.

Ya que logras cruzar encuentras un camino de terracería que te lleva a ver algunas rocas más grandes, algunas de ellas con formas curiosas.
Regresamos por el puente para caminar y ver de cerca desde otro ángulo los grandes rocas donde los intrépidos hacen rappel.

El chef Juan Carlos Andrade Macias –originario de Santa Catarina Hueyatzacualco, San Martín

Texmelucan, Puebla- nos preparó delicioso desayuno. Es experto en la cocina: repostero, creador de conceptos gastronómicos, comida prehispánica; instructor de panadería, pastas y harinas preparadas.

Cuenta con experiencia a escala internacional como chef ejecutivo en Minato-ku, en Tokio; Addison, Illinois Chicago, y Asheville, Carolina del Norte, ambos sitios en USA.


Galería

PARADOR-PE;A-SOLA
Aquí en el Valle de Salamanca además del hermoso paisaje respiras aire puro

Al interior del parador.jpg Antes de entrar al Parador de Peña Sola.jpg Caprichos de la naturaleza.jpg Casi a punto de llegar al final del puente.jpg Casi listos para cruzar el puente colgante.jpg Disfrutando el paisaje y aire puro.jpg El interior del restaurante tiene adornos diversos.jpg Entre rocas, verde y cactáceas.jpg Hay rocas con formas extrañas.jpg Hermoso paisaje.jpg Interior del restaurante del Parador de Peña Sola.jpg Los jardines del parador.jpg Muchos listones han sido atados al puente colgante.jpg Muñecas y juegos de mesa.jpg Se mueve como si estuvieras en un columpio.jpg Vista del puente colgante.jpg