alexa El entusiasta turismo de Tlaxcala

Todos en Tlaxcala querrán mostrarte un pedacito de su estado y lo harán con gran alegría, eso enamora

Tlaxcala
Vista de Tlaxcala de Xicohténcatl

Al viajar a un destino, el trato con la gente se vuelve la mejor experiencia cuando es evidente en ésta la avidez por compartir parte de su lugar de origen. Es un cobijo reconfortante al estar en un sitio desconocido que te reciban con gusto y, con toda paciencia, te expliquen o muestren su tradición. Esto favorece a ambas bandos, al viajero para sentirse bienvenido y regresar pronto, y al destino para ver de vuelta a más visitantes. Tlaxcala es así.

La gente de Tlaxcala es feliz al recibir a turistas, viajeros y visitantes. Su calidez, su atención, su disposición, sus ganas de permitirte conocer, todo suma para colocarlo en la lista de lugares imperdibles a los cuales viajar. Último día del recorrido de fin de semana que te hemos sugerido. Si te preguntas qué sigue, la respuesta es la ciudad de Tlaxcala de Xicohténcatl.

Desayuna unos huaraches con huevo en el popular restaurante “La tía Yola”, su atole de masa para acompañar es riquísimo, pedirás que te llenen la taza varias veces. Aquí también venden pulque. Tienen un área acondicionada como una típica cantina con su puerta doble de madera, su rockola y su barra; por las paredes rezan frases de la cultura popular mexicana referentes al elixir de los dioses.

A un lado del restaurante hay un camino empedrado enmarcado por altos árboles, el cual se dirige a una de las cuatro iglesias más antiguas en América Continental, el Exconvento Franciscano de Nuestra Señora de la Asunción, ahora Catedral de la ciudad. Data del siglo 16 y, aunque su decoración es más sencilla respecto a otras dada la orden que la dirigía (de los franciscanos, la única en llegar al estado), posee un formidable techo de madera de cedro sin clavos. Además, alberga el Museo Regional de Tlaxcala.

Tlaxcala
Basílica de Ocotlán

Al pie de la catedral se alza la Plaza de toros Jorge “El Ranchero” Aguilar, construida a finales del siglo 19 y principios del 20, es de las cinco más bonitas del mundo. Frente a la Plaza de la Constitución está el Palacio de Gobierno, cuyas paredes de piedras originales de construcciones prehispánicas desbordan historia con murales pintados por el artista tlaxcalteca Desiderio Hernández Xochitiotzin, bajo el título “Tlaxcala a través de los tiempos y su aportación a lo mexicano”.

Toma el tranvía, el segundo disponible en la entidad junto al de Huamantla, y recorre los alrededores, sube a la colina más alta y admira el hermoso paisaje de esponjosas nubes, montañas verdes, casas, iglesias y edificios. Rodea la Estatua del valiente guerrero Tlahuicole. Contempla la Basílica de Ocotlán de un blanco resplandeciente, adéntrate en sus capillas, observa las pinturas de viejas épocas y sus dorados ornamentos.

Como puedes darte cuenta, Tlaxcala es interminable. En sus 60 municipios se reparten 354 iglesias y celebran 520 fiestas al año, ¡más de una por día! Así que cuando vayas, sin duda habrá alguna a la que te puedas unir.

¿Qué más ver, hacer o probar?

Subir los 244 peldaños de la Escalinata de los Héroes en la capital; en días de fiesta ve danzar a los Huehues con sus tradicionales máscaras de madera (toma seis meses elaborar cada una) y sus grandes sombreros de plumas; compra artesanías con pencas de maguey y hojas de maíz (totomoxtle); busca su talavera en San Pablo del Monte; compra pan de fiesta y llévalo contigo a donde estén celebrando algo, te invitarán a comer; prueba el pan de pulque; ve a Tlaxco y come su variedad de quesos; come tamales cubiertos del mole artesanal Ayohui; asómbrate con los coloridos tapetes de aserrín;…

¿Dónde más quedarte?

La opción que te mencionamos fue el Hotel City Express en Apizaco, ubicado en la antigua estación de trenes. Cómodo, sencillo, práctico y de fácil acceso. Por otro lado, en Tlaxcala Centro está el colonial Hotel Posada San Francisco de espíritu muy tradicional con restaurante, salones y alberca techada. Éste es dirigido por Rubén León, también miembro de la iniciativa privada que promueve el destino. Elije el que más se adecúe a tus necesidades, en cada ciudad hay diferentes alternativas.

Tlaxcala
Máscaras de huehues en proceso

Finalmente, Martha Romero directora de turismo del Tlaxcala afirma: “somos un estado pequeño, pero con gran oferta de productos y hemos tenido un crecimiento del 11% en afluencia turística”. Cabe resaltar el peso que le dan a la promoción del turismo natural, con el objetivo de involucrar a los turistas con la naturaleza para que comprendan que los lugares que visitan se tratan de santuarios y deben respetarlos.

Asimismo, una realidad que se debe cambiar es la partida de los jóvenes tlaxcaltecas a otros puntos del país. Sólo la gente de mayor edad trabaja las tierras, pues las generaciones más recientes están perdiendo el interés en ellas. Sin embargo, el aumento de turistas y su búsqueda de nuevas experiencias demuestra que hay necesidad de que permanezcan en su estado, pues hay empleo derivado del turismo.

Si aún no has hecho el viaje, no esperes más. Lánzate a Tlaxcala, vívelo, pruébalo, gózalo y recomiéndalo.

Galería

Artesanías de hoja de maíz o totomoxtle.jpg Artesanías de pencas de maguey.jpg Barra del restaurante-pulquería La Tía Lola.jpg Bertina Pérez y Joaquín Téllez, barro bruñido San Sebastián Atlahapa.jpg Bienvenida de colores.JPG Carlos Vargas Hernández, Los Portales.JPG Escalinata de los Héroes.jpg Estatua de Tlahuicole.jpg Gaby Vázquez y José Muños, Pan de Fiesta San Juan Totolac.JPG Germán González, Concepción Espinoza y Guadalupe Herrera. Tlaxco.JPG Hilda Alonso y José Ricardo Hernández, Artesanías Rafael.JPG Huehues bailando.jpg Interior de La Tía Lola.jpg Interior de la Basílica de Ocotlán.jpg Itiel Xicoténcatl y Mariana Torres, Mole Ayohui.JPG Jesús Becerra y Cenobio Barrera García.JPG José Roberto García e Isabel Pérez, Arita Paguini Tlaxcala pan de pulque.JPG Juan Carlos Hernández, Araceli Vázquez, Martha Romero, Maritza Pérez y Rubén León, anfitriones de promoción en Tlaxcala.JPG Juan Morales Pluma, Abdiel Morales y Laura Morales con Licor de maguey Arrabal..JPG Martín Jiménez Romero, Santana Chautempan El Romeral.JPG Murales de Desiderio Hernández Xochitiotzin.jpg Palacio de Gobernación de Tlaxcala.jpg Repostería de pulque.jpg Ricardo Sánchez y Julio Cesar Medina, Mezcal Tlaxcala marca María.JPG Rockola.jpg Rubí García, Elvia Becerra Contreras, pan y repostería con pulque.jpg Tapete de aserrín.jpg Trajes típicos de huehues.jpg Vista de Tlaxcala y la Parroquia de San José.JPG