alexa La temporada más esperada en La Paz, el avistamiento de la ballena gris
Ballena
Llegó la ballena gris

Como cada año, en diciembre, las cálidas aguas de Baja California Sur reciben grandes y amistosos visitantes: miles de ballenas grises, cetáceos de 40 toneladas y hasta 15 metros de largo.  

Procedentes del Océano Ártico, las ballenas se instalan en el Pacífico Mexicano donde se aparean o dan a luz a sus ballenatos. Eligen este bello lugar por la temperatura del agua y la variedad de alimento nutritivo que existe en ella: camarones, algas, plancton y anfípodos.

Esta migración internacional es uno de los espectáculos más bellos y antiguos del mundo, además de ser la ruta más larga que recorre un mamífero para cumplir su ciclo reproductivo al viajar 20 mil kilómetros de ida y vuelta del Pacífico al Mar de Bering.

Los mejores espacios donde se puede avistar a este maravilloso mamífero son: Puerto López Mateos y San Carlos, Guerrero Negro, Bahía Magdalena, la laguna Ojo de Liebre y la de San Ignacio, estas últimas decretadas como refugio de ballenas y ballenatos, así como una zona de atracción turística marina.

Es importante destacar que debido a su importancia, el apareamiento y nacimiento de este increíble cetáceo en territorio mexicano son causa de orgullo nacional, por lo que México fue el primer país del mundo en declarar la ley federal de protección a las ballenas grises.

En La Paz, Baja California Sur, es uno de los principales atractivos turísticos imperdibles para quienes visiten el Puerto de Ilusión.