alexa Enamórate de Puebla con el estómago

Al pisar tierras poblanas es imprescindible que pruebes estos platillos típicos que te dejarán un gran sabor de boca

platillo
Cemita de milanesa

Qué comer y en qué rincones es lo que te diremos a continuación, porque no hay mejor manera de conocer un destino que probando su comida. Así que después de leer esto tendrás que salir corriendo a Puebla y ¡comer!

Mercado de Sabores Poblanos

De reciente remodelación, en este espacio luminoso y limpio con suficientes mesas y sillas para sentarte podrás encontrar toda clase de antojitos y platillos típicos poblanos. Si quieres saber lo que hay, sólo tienes que echar un ojo a su menú flotante, letreros que cuelgan del techo entre los que rezan: memelas, molotes, tacos, chalupas y más para elegir dónde comer de alguno de sus 130 locales.

Cemitas

Muchos de los negocios en este mercado tienen una trayectoria gastronómica de varios años, como lo es “Super Cemitas Alex”, presentes en el estómago de los poblanos y turistas desde 1956. Su variedad incluye ingredientes como carne enchilada, pierna adobada, pollo, milanesa, pata o pierna. El fenomenal alimento se compone de pan (cemita con ajonjolí), alguno de los ingredientes antes mencionados, quesillo, aguacate, pápalo, cebolla y aceite de oliva.

En relación calidad-precio es una ganga, además esta especie de torta está generosamente servida, tanto que puede compartirse entre dos personas, o bien, si no has comido en todo el día y tienes buen estómago calmará tu hambre como caída del cielo. Su sabor es garantía gracias a los años que lleva vigente el negocio, comandado por la señora Tayde Rosete.

platillo
Mole poblano

Fonda de Santa Clara

Este popular restaurante cumplió 50 años el año pasado, fundado en 1965 por Alicia Torres de Araujo para rescatar los platillos típicos de Puebla y recibir a los turistas cómodamente en una mesa con sillas en lugar de en puestos de comida sobre la calle. El establecimiento está ambientado con una decoración colorida y muy mexicana. Instrumentos musicales y platos de talavera adornan las paredes, mientras que del techo cuelga papel picado en forma de una gran flor.

Chalupitas

Son pequeñas tortillas con salsa verde o roja, carne de puerco deshebrada y cebolla. Su tamaño y sabor las hace adictivas, son una entrada ligera que se acaba en cuanto se sirve y deja con ganas de más.

Mole poblano

Es elaborado con 28 condimentos, entre los que destacan el chile mulato, ancho, pasilla, chipotle y almendras, de acuerdo a la receta tradicional de las monjas del Convento de Santa Rosa en tiempos del virreinato. El mole se sirve con una pieza de pollo y arroz con verduras. De delicioso sabor, perfecto para acompañarse con tortillas recién hechas, es un platillo de cuidado, pues su composición puede resultar pesada a algunos comensales.

Pipián Verde

Este es otro tipo de mole hecho a base de pepita de calabaza, chile verde y hoja santa. El platillo se sirve con carne de cerdo o pollo y arroz. Su textura granulosa, por los trozos de pepita, le da un toque especial en contraste con la suavidad de la pechuga de pollo. Su sabor es más liviano y terroso.

Manchamantel

El curioso nombre de este platillo se debe a los chiles que integran su salsa: chile ancho y mulato, de un rojo brillante. Consta de piezas de pollo y cerdo cubiertas con esta salsa, acompañadas de durazno, pera, manzana y plátano macho. Las frutas le dan un gusto más dulzón y ligero, en su conjunto pareciera un tipo de estofado, pero más fresco.

platillo
Dulces típicos

Chiles en nogada

Platillo tradicional histórico, especialidad de las agustinas del Convento de Santa Mónica, cuya receta data de1714, que rinde homenaje a la bandera del ejército en épocas de la Independencia. Son chiles rellenos bañados en salsa blanca de nuez, adornos verdes de perejil y rojos de semillas de granada. En sus inicios se preparaba con un chile poblano, descorazonado y desvenado, relleno con una mezcla de durazno, pera, manzana, plátano macho, almendra, piñón y acitrón.

Es un platillo de temporada, pues la salsa se elabora a base de nuez de castilla, la cual se cosecha durante los meses de julio, agosto y septiembre, al igual que la granada. Actualmente se le agrega pollo o puerco, lo que lo hace bastante abundante.

La Colonial

Conocida fábrica de talavera repleta de color entre sus vajillas, platones, macetas, floreros, lámparas, llaveros y mucho más. Con varios años de antigüedad, este taller cuenta también con infinidad de dulces típicos poblanos que no te puedes perder y seguro querrás llevarte toda la tienda.

Dulces

Tan difícil es decidirse sólo por uno que te recomendamos probar los más que puedas. Los camotes son de los imprescindibles y hay de cuanto sabor se te ocurra. El dulce de guayaba tipo rol, empaquetado cual dulce comercial, es una delicia. Otros favoritos son los borrachitos, esas gomitas envinadas. Los omnipresentes dulces de leche en distintas presentaciones son otra opción tradicional. Polvorones, limones rellenos de coco rallado, mazapanes, tortitas de Santa Clara, … ¿Ves cómo es imposible elegir sólo uno?

Conoce y enamórate de Puebla desde el estómago, ¡te encantará!

Galería

Alicia Torres de Araujo, fundadora de Fonda de Santa Clara.jpg Ambiente mexicano.jpg Candelabro de papel picado.jpg Cemitas antes de prepararse.jpg Chalupas.jpg Chile en nogada.jpg Interior de Fonda de Santa Clara.jpg Manchamantel.jpg Menú flotante.jpg Mercado de Sabores Poblanos.jpg Mesas al interior del mercado.jpg Mesas y comensales.jpg Música en lsa paredes.jpg Paredes adornadas con platos de talavera.jpg Pipián Verde.jpg Plato de dulces típicos.jpg Pulque en lata.jpg Servicio y tradición.jpg Tayde Rosete, fundadora de Super Cemitas Alex.jpg Viridiana Montes prepara cemitas.jpg