alexa Ocho restaurantes en hoteles de la Ciudad de México que tienes que conocer
restaurante
Restaurante Diana. Fotos cortesía del hotel The St. Regis Mexico City

¿Eres amante de la buena comida? Únete a este recorrido de ocho restaurantes en la Ciudad de México que están ubicados dentro de hoteles y bien merecen un viaje. Te aseguramos que al leer los nombres de sus platillos se te hará agua la boca y querrás probarlos todos.

Diana, Hotel St. Regis

El hotel St. Regis se ha convertido en una de las mecas gastronómicas de la ciudad y no puedes dejar de ser testigo de este fenómeno. El nombre del restaurante hace honor a la Diana Cazadora, la fuente más famosa del país que se encuentra justo frente a sus ventanales.

El aclamado chef Sylvain Debois lleva la batuta del restaurante, en el que mezcla su herencia francesa con ingredientes mexicanos para dar origen a platillos como la langosta al pastor con salsa de piña o el pozole de pato. Todos los domingos, Diana se viste de manteles largos con un brunch que incluye barra de mariscos, estaciones de pasta italiana, postres y mimosas preparadas con champaña Veuve Clicquot.

Además el restaurante es hogar de otros restaurantes de moda como La Table Krug, el Candela Romero, el J&G Grill y el King Cole bar; similar al del St. Regis Nueva York en donde se inventó el Bloody Mary.

restaurante
Deliciosos platillos

Es el primer hotel St. Regis en Latinoamérica y está localizado nada menos que sobre el Paseo de la Reforma, sus pisos superiores tienen impresionantes vistas al Ángel de la Independencia. Las habitaciones y suites son inteligentes, con un sistema maestro que te permite controlar la iluminación, las cortinas, la música y la TV.  Los hoteles con el sello de la marca en todo el mundo, guardan historias de huéspedes célebres como nobles, artistas y políticos. Su legendario servicio de mayordomo disponible las 24 horas tiene como misión ayudarte a cumplir todos los antojos que tengas durante tu estancia.

J  by José Andrés, Hotel W

El simpático chef José Andrés Puerta es una celebridad de los fogones que ha llevado los sabores de España a muchos rincones del planeta. El chef que ha publicado varios libros y protagonizado diferentes programas de televisión eligió al hotel W para abrir su primer restaurante en México.

El concepto del restaurante es el “jaleo” como en España se le dice a las fiestas populares con música flamenca, y eso justamente es lo que transmiten los platillos; una verdadera celebración de sabores. Los platos fusionan ingredientes icónicos de España y México, como en la tortilla de papa con flor de calabaza, los pimientos bañados con salsa de nogada o los tacos de rabo de res. Para cerrar con broche de oro, te recomendamos probar el flan de Mamá Marisa con la receta de la abuela de José Andrés y acompañarlo de un buen café cortado.

restaurante
J by José Andrés. Foto cortesia del Hotel W

El hotel W Ciudad de México es un hotel ultra moderno, con decoración colorida, energética y tecnología que sorprende. Las habitaciones logran aislarte completamente del bullicio de la ciudad y te garantizan un descanso óptimo con su menú de almohadas y una línea de camas exclusivas. Además de tu cuarto, podrás gozar de todos sus espacios comunes, como las terrazas, el spa con temazcal y un ambientado bar en el que tocan música en vivo.

Au pied de cochon, Presidente Intercontinental Polanco

No busques más, este es el mejor lugar para descubrir la cocina francesa en México. Su nombre significa “al pie del puerco” y recuerda una curiosa expresión francófona que se usa cuando alguien te hace una mala jugada o te tiende una trampa.

restaurantes
Hay platillos que se deben degustar

Los platillos que no puedes dejar de probar en este restaurante son los caracoles, la sopa de cebolla, los mejillones y el confit de pato. De postre pide la famosa Crème Brûlée para después seguir con la tradición francesa de degustar una tabla de quesos, que por supuesto, deberá acompañarse con un buen vino de Burdeos. Además del icónico francés, en el mismo hotel están otros restaurantes galardonados como The Palm, Chapulín y el italiano Alfredo di Roma.

El Presidente Intercontinental de Polanco es uno de los consentidos de la capital, se inauguró en los años setenta y ha recibido a personalidades de la talla de Barack Obama. Las habitaciones tienen gran conectividad y amenidades de lujo, el toque mexicano lo ponen los accesorios de la marca Pineda Covalín. La suite Diego Rivera es una de las más exclusivas de todo el país, tiene chimenea, oficina, su propia alberca e impactantes vistas hacia el Campo Marte.

Dulce Patria, Hotel Las Alcobas

restaurante
Au pied de cochon. Foto cortesía: Presidente Intercontinental Polanco

Es el restaurante insignia de Martha Ortiz Chapa, una de las mujeres que ha puesto en alto el nombre de la gastronomía mexicana. Entrar a este espacio, es descubrir el mundo fantástico de la chef quemezcla arte, poesía y mucho color en sus platillos en los que incorpora pétalos de flores, brillantina y hojuelas de oro comestible.

La carta de platillos incluye nombres románticos como María va a la florería, Xochimilco chic y la efervescencia del amor. La presentación de cada plato es espectacular y aunque pesa destruirlos, al primer bocado provocan una auténtica fiesta en el paladar. Los menús son dinámicos y cambian según la temporada y festividades como las Fiestas Patrias o el Día de Muertos.

Déjate llevar por las recomendaciones del día o apuesta por uno de los grandes clásicos como el ceviche vampiro de pescado con mango, las quesadillas de huitlacoche o el pato en mole negro que se sirve con plátano. La hora del postre es aún más mágica, pues llevan a tu mesa un pequeño carrusel en el que circulan exquisitos postres en

restaurante
Aquí encontrarás los mejores platillos para dar
gusto al paladar

miniatura. A Martha Ortíz aún le faltan muchas historias de éxito por contar, Dulce Patria ya logró estar dentro de los 50 mejores restaurantes de Latinoamérica y ahora la chef planea la apertura de un nuevo restaurante en Londres.

El hotel Las Alcobas fue creado pensando en los detalles y brindar un servicio altamente personalizado. Se ha retomado el concepto de las alcobas de de las residencias antiguas más que un simple cuarto de hotel, son espacios amplios y de total privacidad. Han puesto especial énfasis en las salas de baño que son casi como un spa particular con productos de belleza y aromáticos, regaderas de lluvia, jacuzzis y hasta cuarto de vapor en alguna de las suites. ¿Otro detalle que conquista  a los visitantes? Los dulces mexicanos de cortesía que te dan la bienvenida a tu habitación. 

El Cardenal, Hotel Hilton Reforma

Ir a comer al restaurante El Cardenal es visita obligada para cualquier que vive o viaja a la Ciudad de México. Este restaurante abrió su primera sucursal en 1969 y desde entonces se ha mantenido como un referente de la cocina mexicana, sus platillos gozan de gran popularidad y tradición.

Al llegar déjate guiar por el capitán de meseros quién te dará la mejor mesa disponible y estará pendiente de que no te falte absolutamente nada; no por nada el servicio del restaurante se conoce por ser uno de los más amables del país.

A la hora de elegir tu platillo, cualquier opción es atinada: sopa de tortilla, escamoles al epazote, pollo con mole. Uno de sus grandes clásicos son los molcajetes que contienen salsa verde, queso fresco, mucho aguacate y se sirven

restaurante
Dulce Patria. Foto cortesía, Hotel Las Alcobas

con tortillas recién hechas. Si eres de diente dulce, tienes que probar el trío de conchas que se acompaña con chocolate caliente y natas.

El hotel está frente a uno de los jardines más bonitos de México, La Alameda Central en la que está el Hemiciclo a Juárez. El inmueble realmente se adapta a cualquier plan de viaje; aquí conviven huéspedes de negocios con grupos y familias que quieren aprovechar de su inmejorable ubicación porque ¡puedes caminar a cualquier parte del centro! Sus habitaciones son modernas y súper equipadas, de esas a las que da gusto regresar después de un largo día. Otra de las ventajas

restaurante
Hay platillos que se antojan

del hotel son sus dos albercas,una techada y otra al aire libre.

Yoshimi, Hotel Hyatt Regency

Comer en el restaurante Yoshimi es como viajar a Japón sin salir del país, sus sabores auténticos y ambientación tradicional realmente te transportan a la tierra del sol naciente. En la década de los ochentas, este restaurante revolucionó el paladar de los mexicanos con preparaciones como el sashimi de pescado crudo que nunca antes se había probado en México.

Cada detalle está cuidado para lograr una experiencia inigualable; el jardín Zen, la música, la vajilla y las paredes forradas de troncos de bambú. Los platillos más representativos son el shabu-shabu de carne de res con verduras a la plancha, la sopa miso, el tempura de camarones y ¡claro! La mejor barra de sushi de todo México. Algunas de las mesas tienen su propia parrilla en la que el chef cocina frente a tus ojos.

Como postre tienen originales opciones de helados, con sabores como el té verde, el ajonjolí o el anko que es un tipo de frijol dulce color rosa. Si quieres ir aún más allá en esta vivencia japonesa, prueba diferentes tipos de sake ¡hay más de 50 variedades para elegir! 

restaurante
Restauante El Cardenal, Hotel Hilton Reforma

El hotel Hyatt Regency es uno de los grandes clásicos de Polanco, con preciosas habitaciones recién renovadas e impactantes vistas al bosque de Chapultepec. Tiene alberca techada, cancha de tenis y un gimnasio con tecnología de punta. Déjate consentir por su personal y el servicio de concierge que te da los mejores tips para aprovechar al máximo de tus días en la capital.

Tezka, Hotel Royal Pedregal

¿Te gusta probar sabores diferentes? ¿Ya conoces la cocina vasca? Los platillos de las diferentes regiones de España son muy variados, por lo que el restaurante Tezka se ha convertido en el gran embajador de los sabores del País Vasco en México.

¿Y de quién surgió esta idea? Nada menos que de Juan Mari Arzak, uno de los más altos exponentes de la alta cocina española. Algunos de

restaurante
Restaurante Tezka, Foto cortesía, Hotel Royal Pedregal

los platillos estrella del restaurante son los pimientos rellenos de bacalao, los huevos rotos con chistorra y el exquisito pastel de queso. La ambientación del lugar es elegante y moderna, con obras de arte originales en cada rincón. Estamos seguros de que este se convertirá en uno de tus restaurantes favoritos.

El hotel Royal Pedregal tiene una muy conveniente locación al sur de la ciudad; cerca del Centro Comercial Perisur, el Estadio Azteca y el parque de diversiones Six Flags. Es conocido por sus amplios espacios para eventos y reuniones así como por la gran calidez y atención de su personal.

La Terraza, Gran Hotel Ciudad de México

Nadie le puede quitar el título a este restaurante por tener la mejor vista al Zócalo de la capital del país, con la Catedral y el Palacio Nacional de fondo. Esta terraza es el escenario perfecto para ser testigo del

restaurante
Yoshimi, Foto cortesía, Hotel Hyatt Regency

dinámico ritmo de la capital, mientras se disfruta de una pausa y sabrosos platillos.

La Terraza está abierta todos los días hasta las 11 de la noche, por lo que cada día desfilan cientos de visitantes que acuden a desayunar, a comer, a tomar un café por la tarde o a celebrar una cena romántica. Los chefs del restaurante incluyen el toque mexicano en todos sus platillos; aquí no faltan los chapulines, la flor de calabaza, la chirimoya y claro el ¡tequila! Te recomendamos probar la sopa cremosa de manzana, el guacamole con camarones o un filete Popocatépetl.

Si vas en fin de semana, en el restaurante te encontrarás con la opción de probar un completísimo brunch que incluye cortes de carne, mariscos, variedad de ensaladas y una exquisita barra de postres. Y no te preocupes por

restaurante
La Terraza, Foto cortesía, Gran Hotel Ciudad de México

madrugar, está abierto hasta las 6:00 de la tarde. Te recomendamos estar pendiente de las fiestas que el restaurante organiza por los eventos que se presentan en el Zócalo: aquí puedes ver conciertos, desfiles y la gran noche del Grito de Independencia.

El inmueble es uno de los más legendarios del país y se distingue por su arquitectura y decoración única que tiene tres grandes protagonistas: el candelabro de cristal en la entrada, los antiguos elevadores de herrería y el enorme vitral estilo art nouveau en su cúpula principal. Las habitaciones son elegantes y clásicas; con detalles como pabellones de madera en las camas, bonitos tapices de terciopelo y muebles antiguos de madera. Este hotel histórico ha aparecido en dos películas de James Bond y en decenas de producciones nacionales.

No dejes de visitar estos restaurantes. Seguramente te fascinará la gastronomía y querrás regresar una y otra vez. trivago.mx nos da las opciones, luego solo tú decides qué es lo que más te gusta. No dejes de comentarlo.