alexa DK, un break en San Ángel

Este euro bistró es una de las ofertas culinarias que defiende a la zona frente a la concentración gourmet al centro-poniente de la CDMX

restaurante
Atún en costra de ajonjolí y cóctel de oriental plum

Al sur de la ciudad, San Ángel es una zona repleta de color, historia, arquitectura y cultura. Aunque no es el sitio predilecto de comensales de afinado diente, recientemente han (re)surgido diversos negocios y restaurantes en vías de cambiar esa situación, si bien gozan de clientela vecina o proveniente de colonias aledañas. DK by D’kírico es uno de ellos.

Quienes no frecuenten tierras sureñas, probablemente no se esperan que el edificio de fachada roja, frente a la verde vegetación de Plaza del Carmen, albergue boutiques, restaurantes y a DK, un euro bistró cuya historia se volvió a escribir a partir de la llegada de Claudia del Olmo como su chef ejecutiva, hace tres años. Con la encomienda inicial de asesorar al establecimiento, como habría hecho en otros durante 20 años, terminó por quedarse al construir su vida en las cercanías.

¿Qué ofrece DK a sus comensales? De nobles y frescos ingredientes del Mediterráneo, como los describe la chef del Olmo, preparan abundantes tapas, ensaladas, cortes de carne y postres. Lo ideal es compartir, para lo cual podrás elegir entre muchas entradas. Si buscas algo diferente, los crujientes de caviar de anchoas te sorprenderán. La intención es “ayudar a convivir en la mesa”, refiere la chef.

Predominan platillos españoles, franceses e italianos, sin embargo algunos combinan twists orientales y mexicanos. Para el back to school diseñaron un menú de desayunos healthy con jugos detox como estrellas. De platos fuertes, desfilan la tártara de atún, filete cubierto de queso, salmón almendra, osobuco, confi de pato, entre otros. Hay platillos fijos, no obstante, cada mes se hacen sugerencias de nuevas variantes para dar espacio a sabores inéditos.

Una alternativa liviana, saludable y repleta de sensaciones es el atún cubierto en costra de ajonjolí. Las suaves lonchas de atún, que se deshacen en la boca, en contraste con el crujiente ajonjolí y su guarnición de fideos de arroz fritos, provocan una explosión de texturas condimentada con una reducción de soya. Para acompañar, le va excelente un acidulado coctel de oriental plum.

Con una copa de vino tinto como aliada, la pasta de cuatro quesos es un platillo para estómagos fuertes y hambrientos. Su salsa, no muy espesa, concentra las notas precisas de los quesos que la conforman y se vuelve aún mejor al degustarla con ayuda del suave y calientito pan del día hecho en casa.

Los postres también son elaborados en casa y se distinguen por su influencia austriaca. En especial va recomendado el soufflé de chocolate, un glorioso y esponjoso cojín bañado en salsa de chocolate. Su pan dulce, en particular las conchas, es muy popular.

En cuanto a bebidas, disponen de vinos nacionales, españoles y, próximamente, unos nuevos italianos; mezcal; cervezas artesanales nacionales; coctelería clásica y coctelería en tendencia. Claudia del Olmo señala que la ginebra está muy de moda, por lo que han incluido cócteles con dicha bebida espirituosa. Su carta de bebidas está pensada para el adecuado maridaje con los alimentos.

restaurante
La vista al jardín le da un toque de tranquilidad

Hasta 170 personas pueden disfrutar del ambiente relajado y cómodo del restaurante que, al encontrarse en un lugar cerrado, garantiza mayor seguridad. Toda la semana hay días temáticos, como noches de boleros, jueves de jazz o sábados de Dj con hits ochenteros y noventeros, lo que trae consigo una rotación de clientes. Las noches se visten de romanticismo al recibir parejas y los fines de semana adquieren un tono más familiar.

El bistró da la posibilidad de realizar eventos, ya sea bodas, desayunos empresariales, primeras comuniones o celebraciones para el día de las madres. Permite a los clientes modificar el espacio, en cuanto a mobiliario y decoración, de acuerdo a los planes que tengas para sus ocasiones especiales. Si les interesa ocupar el jardín común de la plaza para el mismo efecto, DK solicita el permiso.

Por otro lado, gracias al impulso de la chef del Olmo, trabajan en conjunto con otros negocios dentro de la plaza. Por ejemplo, el mezcal del cual se abastecen proviene del local inmediatamente frente a su entrada, El Bueno, de origen oaxaqueño. Asimismo, han colaborado con Yunik, helados de autor, a unos pasos de su umbral, para elaborar sabores exclusivos de este postre.

Abierto de lunes a domingo, el euro bistró DK by D’kírico, abre el panorama a un mundo culinario que lucha por destacarse en el sur de la ciudad. Vale mucho la pena darse la oportunidad de despegarse un poco de lo acostumbrado y visitar rincones que, como éste, dejan un agradable sabor de boca.

Galería

Barra y mesas.jpg Cava de vinos.jpg Crujientes de caviar de anchoa.jpg Decoración al interior.jpg Mesas con vista al jardín.jpg Mesas en la terraza.jpg Pasta de cuatro quesos.jpg Soufflé de chocolate.jpg