alexa Ya es tiempo para degustar el tradicional pan de muerto

¿Conoces las varidades  de pan de muerto que tiene Garabatos?

PAN DE MUERTO
Tres variedades encontrarás en Garabatos

Es muy difícil hablar del pan de muerto en México sin pensar también en algunas las tradiciones españolas como el Roscón de Reyes. Y aunque ambos panes no están íntimamente relacionados, ambos fueron creados a partir de celebraciones religiosas y culturales. Además, no es posible pensar la historia del pan y del dulce mexicano  separado de algunas tradiciones españolas que llegaron cinco siglos atrás.

El pan de muerto se realizo por primera vez en la época de la conquista en el momento en que empezaron a realizarse tributos a los fieles difuntos, una fiesta que aún se celebra en nuestros días el primero de noviembre de todos los años. La historia se remonta a los rituales de sacrificios que se practicaban en la tradición azteca; cuentan que los indígenas ofrecían cada cierto tiempo princesas a sus dioses, cuando ella moría, el corazón que seguía latiendo se introducía en una olla y luego el que encabezaba el rito lo mordía como agradecimiento.

PAN DE MUERTO
Delicioso con un chocolate caliente

Una práctica que sólo se puede entender desde la cultura de la antropofagia, el sacrificio y el posterior alimento como señal de adoración. A la llegada de los españoles este tipo de sacrificios disminuyeron pero el ritual siguió siendo simbólico a partir de la preparación de este pan, es por ello que cada una de sus partes tiene un significado, el círculo la parte del cráneo, las canillas son los huesos y el azahar es la memoria de los fallecidos.

El pan de muerto, es para los mexicanos un verdadero placer y hoy en día es uno de los componentes más importantes de las ofrendas dedicadas a los Fieles Difuntos sin olvidar que es delicioso comerlo acompañado de un chocolate caliente o un café de olla.

Actualmente, el pan de muerto forma parte de la tradición durante el mes de noviembre, sin embargo, al ser un platillo tan solicitado por los mexicanos, (nueve de cada 10 lo consume durante la época; según Profeco); la cadena de restaurantes cien por ciento mexicana Garabatos, decidió ofrecer distintas versiones a sus clientes desde mediados de septiembre por lo que encuentras el tradicional azucarado, relleno de dulce de leche o de crema Garabatos, en distintos tamaños y paquetes para satisfacer los paladares más exigentes.

Así, una tarde fuimos a Garabatos Polanco, donde nos recibió Leonardo Pérez-Gallardo, chef ejecutivo de Garabatos; el historiador Ricardo Bonilla y, Adriana Villa, gerente de Mercadotecnia de la cadena de restaurantes y mientras degustabamos las tres variedades Ricardo Bonilla, reconocido historiador gastronómico menciona que la elaboración de este pan como en toda historia del origen de un platillo, tiene distintas versiones que se plasman en la historia gastronómica: se cree que en 1519, había una tradición prehispánica en la que se sacrificaba una princesa cada cierto tiempo y su corazón era sumergido en una olla con amaranto y un verdugo mordía de este como ofrenda.

PAN DE MUERTO
Nuestros anfitriones: Ricardo Bonilla, chef Leonardo Pérez Gallardo y Adriana Villa

Después de La Conquista, los españoles no estaban de acuerdo con estos sacrificios entonces impusieron una nueva costumbre en la que elaboraban un pan de trigo en forma de corazón bañado en azúcar color rojo, simulando la sangre y es así como surge el pan de muerto.

Otros historiadores han revelado que el nacimiento de ese pan se basa en un rito que hacían los primeros pobladores de Mesoamérica a los muertos que enterraban con sus pertenencias y entre ellas figuraba el pan hecho con amaranto (salpicado con sangre de los sacrificados en honor a los dioses).

PAN DE MUERTO
El tradicional

Otra versión alude a un rito en el que simbólicamente los habitantes consumían a la divinidad, a Huitzilopochtli. Era elaborado primero un Huitzilopochtli de “alegría”; este llevaba un corazón de amaranto al cual le encajaban un pico de manera simbólica, luego el pan era repartido entre la comunidad y todos consumían de la divinidad.

Si tienes debilidad por el pan de muerto, Garabatos te invita a probar sus distintas opciones (azucarados, con relleno de Dulce de Leche o Crema Garabatos), tamaños, paquetes y combos para disfrutarlos en pareja, familia o con amigos. Pruébalo y luego comparte qué te pareció este delicioso antojo en redes sociales con los hashtags #GarabatosesunPlacer y #GarabatosMX.

Cabe destacar que fueron nuestros anfitriones: Ricardo Bonilla, historiador gastronómico; Leonardo Pérez-Gallardo, chef ejecutivo de Garabatos y Adriana Villa, gerente de Mercadotecnia de los restaurantes. Con ellos compartimos un poco de historia, probamos las tres variedades de pan de muerto acompañado  de chocolate caliente o café.

A mi me encantó el relleno de crema Garabatos, está delicioso, aunque el de caramelo y el tradicional de azúcar pueden hacer que te "chupes los dedos".

Disponibilidad

PAN DE MUERTO
Tienes que probarlo

Los panes de muerto Garabatos se encuentran disponibles en los 9 restaurantes y 23 boutiques localizados en distintos puntos de la Ciudad de México y Querétaro, del 12 de septiembre hasta el 6 de noviembre.

Precios

Mini Pan de Muerto tradicional en $39 pesos o relleno de dulce de leche o crema Garabatos en 49 pesos

Pan de Muerto tradicional en $189 pesos o relleno de dulce de leche o crema Garabatos en 289 pesos

Paquetes de 6 piezas de Pan de Muerto Tradicional en $195 pesos o relleno en 245 pesos

Y los combos de Pan de Muerto + bebida en $55 pesos o relleno + bebida en 65 pesos