alexa Corazón de chocolate en Polanco, “Di Cioccolato”

Sabores y emociones combinados en la chocolatería para una experiencia diferente

chocolate

Principios básicos de “Di Cioccolato”, chocolatería enfocada a la organoléptica de los sabores e ingredientes: “sentir la música en el paladar o escuchar al chocolate”.

Por medio del chocolate, Emilio Mejía, chocolatero y experto en música barroca, exalta los sentimientos. Cada sabor, elaborado con materia prima completamente natural sin saborizantes ni conservadores, remite a una emoción.

La intención es ser lo más transparente en los sabores para que lleguen intactos a la boca del comensal, Así, el chocolate de esta boutique contiene sólo la grasa natural del cacao

“Aquí nos interesa saber qué emoción te puede producir un sabor. Por ejemplo, siempre que estamos tristes lo asociamos con algo amargo, o la alegría con lo dulce”, explica Mejía. El chocolatero toma como base la filosofía de los afectos del siglo XVIII en donde todo lo que nos rodea nos influye y nos hace sentir.

“Di Cioccolato” arranca con 10 sabores que van de lo amargo a lo dulce: bombón de chocolate blanco, tres con amargo y los demás con leche. Entre sus sabores están: maracuyá, albahaca con limón y chía, tamarindo, jamaica, guayaba, mezcal, cajeta, frambuesa balsámico, gianduja de avellana y café.

Encuéntralos en Newton 268. Col. Polanco, o síguelos en Twitter: @DiCioccolatoMX