alexa Antigua Guatemala, sus atractivos, museos, iglesias, conventos y gastronomía
ANTIGUA
Palacio del Ayuntamiento con arquería de medio punto

Antigua Guatemala.- Llegamos a la Plaza Central de Antigua, la que fuerta primera capital de Centroamérica. Nos recibió con lluvia, pero aun así caminamos sobre sus calles empedradas, la plaza principal conserva el Palacio de los Capitanes, hermoso edificio que sirvió como sede del gobierno en toda la América Central hasta 1773.

Durante 200 años fue residencia del Virrey, el edificio de dos niveles con arcos de medio punto hacen de este palacio uno de los monumentos más elegantes de la Antigua Guatemala y testigo de la historia de esta ciudad. Frente al Palacio de los Capitanes cruzando el jardín en la 4ª calle poniente se ubica el Palacio del Ayuntamiento, este hermoso edificio que regía el ornato de la ciudad y hoy en día continua con esta práctica ya que se encuentra el Consejo Municipal de la ciudad, en la planta baja está el Museo del Libro Antiguo y el Museo de Armas.  

De lado izquierdo del jardín están los portales del siglo XVII. Y de lado poniente la Catedral de San José, fue en 1680, cuando la Catedral adquirió la grandiosidad cuyos vestigios podemos ver hoy. Según algunos historiadores, en sus catacumbas se encuentran los restos del Conquistador Don Pedro de Alvarado así también de otras personalidades de la época.

ANTIGUA
Palacio de los Capitanes, hermoso edificio que sirvió como
sede del gobierno de toda América Central

Seguimos recorriendo sus calles empedradas hasta llegar a las ruinas de Compañía de Jesús, de la Orden Jesuita. Fue colegio y templo en el siglo XVI y XVII, en 1992 la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID), inicia la restauración y abre un colegio, Centro de Formación de la Cooperación Española donde hoy en día se llevan a cabo diferentes actividades culturales.

Las ruinas del Convento de la Recolección, construido a principios del siglo XVIII, era un hermoso monumento colonial, ahora en ruinas. Fue sede de la Orden de los frailes Recolectos,  que vivían en la pobreza enfocados a las misiones hacia los indígenas y se costeaban gracias a las actividades nobles y las limosnas, por lo que la comunidad eclesiástica los apoyaba económicamente.

Es maravilloso ver, conforme caminamos, la cantidad de monumentos y casonas coloniales con bellos balcones y hermosos ventanales con rejas. Pasamos  por el convento de Santa Clara, fundado originalmente por un grupo de monjas Clarisas procedentes de Puebla en 1699. Su exterior esta finamente decorado, entre jardines y pasillos de arcos de medio punto se encuentran aún los vestigios del hermoso convento.

ANTIGUA
Bella arquería del Palacio del Ayuntamiento

Dentro de la Iglesia y Convento de San Francisco, se encuentra la tumba que guarda los restos del Santo Hermano Pedro de Betancourt, quien durante el periodo colonial ayudó a los pobres, siéndole atribuidas cualidades milagrosas. Continuamos por el Claustro de San Jerónimo, que inició su construcción en 1739, como una iniciativa de la Orden Mercadería pero sin los permisos reales permitidos. En 1761 la escuela fue cerrada por el Rey Carlos III por la falta de los mismos; en 1765 fue utilizado para las oficinas de la Real Aduana, hoy se aprecia un hermoso jardín con la fuente tradicional de la época, rodeado de muros gruesos de roca con acabados de ladrillo que forman salones que transportan al pasado.

Otro de los conventos es el de las Capuchinas, fue el último convento femenino fundado en la ciudad. Uno de sus atractivos más importantes es la impresionante torre de retiro de estructura circular de 18 celdas. En el museo, ubicado en la segunda planta del edificio se muestra una colección de imaginería y pinturas de la época colonial.

ANTIGUA
Calle del Arco casi de noche

En el Cerro de la Cruz, hay un parque que cuenta con un mirador donde se puede observar la ciudad. Y también destaca la Plaza de Santiago en honor al Apóstol Santiago, Santo patrón de los conquistadores españoles y patrono de Anrtigua. La Casa del Tejido Antiguo, que alberga una excelente colección de trajes indígenas de Guatemala, las materias primas y técnicas de tejido.  

Antigua Guatemala también tiene como atractivo su gastronomía. Existen más de un centenar de lugares entre restaurantes, cafés, y bares distribuidos en toda la ciudad, principalmente en la calle del Arco, que tiene una longitud de más de mil metros donde puedes comer desde lo más tradicional  de la cocina centroamericana (32 restaurantes), japonesa (seis), italiana (30), mexicana (23), francesa (11), cafeterías  (31) Pizzerías (19), mariscos (15) y  churrasquerías (seis).

Maynor Ovando, nuestro guía certificado, nos llevó a comer al restaurante Los Tres Tiempos. La especialidad es la comida guatemalteca (chapina). Empezamos con los Tamalitos Montados (base de tamalitos fritos con chicharrón, repollo, salsa roja y queso. Con opción de frijol, guacamol o mixtos); de plato fuerte Pepián (carne en recado de tomate, miltomate, chile pasa, pepitora y ajonjolí, asado lentamente, acompañado de arroz, ejotes y verduras a la parrilla, se puede elegir con carne de cerdo, lomito, pollo o mixto). De postre "Dulce de la Niña Mafer" (mousse de horchata con canela). Plátano y frijol destacan en la mayoría de los platillos típicos de Guatemala.

Por la noche, cenamos en el Hotel Posada don Rodrigo, distribuido en tres casas coloniales con vistas al Volcán del Agua, parte del jardín es restaurante y continúa por dentro del hotel donde hay un gran salón rodeado de portales de madera con una hermosa fuente cubierta de talavera. La marimba está presente diariamente, también un grupo de bailarines que ejecutan la danza de Moros y Cristianos.

ANTIGUA
Catedral de San José (1680)

Maynor, nos explica que la danza recuerda las guerras entre españoles y árabes. Danzan al compás de las cajas o tambores, los integrantes levantan rítmicamente sus pies y mueven las caderas y hombros para simular la lucha con el enemigo. Su vestimenta es similar a la de los moros de los siglos XVI y XVII, algunos incorporan elementos indígenas a su vestido., los cristianos visten pantalones sencillos, coronas y llevan una cruz. Cenamos Salimbuco (lomito con verduras y arroz), otra de las tradiciones culinarias de Antigua Guatemala.

También fuimos a San Juan del Obispo, a tan solo siete kilómetros de Antigua, este pueblo surge de lo que se conociera como milpa del obispo Francisco Marroquín, primer obispo de Guatemala. Fue atendido por frailes franciscanos quienes solicitaron establecer un convento para residir y ocuparse de la población Kaqchikel. La Construcción se sitúa en 1668.                                                      

ANTIGUA
Danza de Moros y cristianos

Travel & News by Mundano, recorrió paso a paso, bajo la lluvia todo y cada uno de los lugares anteriores hasta llegar también a la pequeña empresa-hogar de Chocolate Antigua, donde nos recibió Cintya Pérez, integrante de la cuarta generación en la fabricación de chocolate artesanal.

Cintya explicó: "estamos enfocados en preservar la tradición familiar de nuestros antepasados, con las recetas de antaño y la forma de hacer chocolate. Las artesanías cubren diversas especialidades, cuya raíz elemental está formada por el trabajo hecho a mano que conlleva tiempo, esfuerzo, dedicación y amor en cada una de sus variables y productos. El artesano antigüeño día con día da lo mejor de si mismo para que los habitantes y quienes nos visitan lleven a sus hogares y a sus mesas un pedacito de esta ciudad y de ese sabor único, que en muchos casos es el fruto de una receta y trabajo que ha pasado generación tras generación".

Su producto conlleva una serie de elementos y procedimientos en su elaboración. Vimos y tocamos los granos de cacao, desde el tostado, pasando por el molino y la elaboración artesanal. El aprovechamiento al máximo del cacao, el azúcar y los ingredientes propios de su receta personal hacen del mismo una delicia al paladar y la apetencia de sus consumidores.

El proceso de elaboración, por cada tableta, tarda más de tres horas nos explica Cintya Pérez. Su experiencia la ha llevado a elaborar distintas combinaciones, todas ellas de muy buen gusto como el chocolate natural, con toques de canela, el chocolate con arroz, el de licor de anís, el chocolate con almendras o con macadamia y el chocolate con café.

Galería

Antigua una ciudad hermosa.jpg Calandria en la Plaza Principal de Antigua.jpg Calle del Arco.jpg Casona colonial.jpg Chocolate Artesanal Antigua.jpg Cronología del café de Guatemala.jpg Danzante Moro.jpg Dulce de la Niña Mafer.jpg El santo hermano Pedro de Betancurt.jpg Empresa y casa.jpg Faroles de la calle del Arco.jpg Flan de la casa.jpg Ingredientes para elaborar el chocolate.jpg Jaime Andrés Arroyo Olin con los danzantes.jpg La Marimba en la Posada don Rodrigo.jpg Listo para comercializarlo en distintos sabores.jpg Los danzantes.jpg Maynor Ovando guía certificado.jpg Pastillas de chocolate.jpg Pelando el cacao.jpg Placa de cantera con fecha de construcción del Palacio del Ayuntamiento.jpg Portales del Palacio del Ayuntamiento .jpg Posada Don Rodrigo.jpg Restaurante Gaia.jpg Restaurante Los Tres Tiempos.jpg Ruinas del Siglo XVI.jpg Salimbuco, auténtico platillo Chapín.jpg Salón estilo morisco.jpg San Juan del Obispo.jpg Tamalitos Montados.jpg Tostando el cacao.jpg Traje de zona Quiché.jpg Típico platillo chapín “Pepian” .jpg Una de las calles de Antigua.jpg Vendedoras de zona Quiché.jpg