alexa Cuatro estrellas de Constellation Brands

La empresa internacional productora y comercializadora de vinos y cervezas promueve en México cuatro de sus mejores vinos Premium

vino
Robert Mondavi cabernet sauvignon y pulpo
al grill en su tinta

Ante el cielo nocturno que se dibuja a través de las ventanas del restaurante del Piso 51, en la Torre mayor, Constellation Brands, empresa internacional productora y comercializadora de vinos y cervezas, demuestra la calidad de cuatro de sus mejores vinos Premium por medio de una cata-maridaje.

La compañía, de carácter público que cotiza en la bolsa de valores de Nueva York, se divide en dos ramas: cerveza y vino. Edgar Guillaumin, vicepresidente de asuntos externos de la misma en México, señala que el interés actual en nuestro país es posicionar marcas icónicas de vino, en especial del procedente de California, Estados Unidos.

De los vinos que promocionan, dos proceden de Napa Valley en California, Robert Mondavi fumé blanc y cabernet sauvignon; uno de Nueva Zelanda, el blanco Kim Crawford, y el último de Italia, el tinto Ruffino, expone Iñaki Cuervo, director regional en México y Centroamérica.

Con la experta guía de Ricardo Espíndola, director de la Escuela Mexicana de Sommelieres, el primer vino en desfilar es el Kim Crawford, un sauvignon blanc año 2014 de Nueva Zelanda. Limpio y brillante, de color amarillo paja, desprende destellos verdosos. En nariz se perciben sensaciones frutales como cítricos, manzana verde y piña, así como hierbas y flores.

En boca es ácido, fresco, de post-gusto prolongado. De carácter aperitivo, es idóneo para acompañar ensaladas, sushi, ceviches, pescado a la plancha, entre otros. Para la cata, se sirvió con un carpaccio de hamachi y caviar, al cual acentuó su frescura y frutalidad.

A continuación, el vino blanco oriundo de Napa Valley, en California, Estados Unidos, Robert Mondavi, acompaña a un callo de hacha en salsa de curry y coco para un maridaje elegantemente exquisito. Este fumé blanc del 2012, premiado en varias ocasiones, se caracteriza por ser sutil y untuoso.

Tiene un color amarillo dorado. De aromas intensos, sobresalen manzanas, lácteos como mantequilla o crema, hierbas y cítricos, sensaciones que se reafirman en el sabor. Para maridaje, se complementa con atún sellado, risotto de hongos, mejillones, paella, ensalada capresse o tacos dorados de pollo.

Enseguida, se asoma el primer vino tinto del festín, el Robert Mondavi cabernet sauvignon año 2013 a juego con un pulpo al grill en su tinta. Igualmente de origen estadounidense, es un vino con más cuerpo y estructura, también premiado y reconocido con altos puntajes.

vino
Kim Crawford sauvignon blanc y carpaccio de hamachi y caviar

De un brillante e intenso rojo cereza, en nariz se perciben aromas a zarzamoras maduras, pimiento verde, ahumados y notas tostadas. Confirma sabores de especias, minerales y zarzamoras. Resalta alimentos como chistorra, queso manchego maduro, carnes de caza, puré de papa o langosta.

Por último, para completar una experiencia inolvidable al paladar, el segundo vino tinto, Ruffino Ducale De Oro, hace una dupla celestial con un short rib braseado al tinto. Del año 2010, procede de la Toscana, Italia y posee una denominación de origen calificada y garantizada.

A la vista tiene un color rojo rubí y tonos granate; su aroma sugiere tintes de violeta, cereza y ciruela, así como chocolate y especias; es elegante en boca con una larga permanencia, de notas a canela y clavo, especias y café. Perfecto para comida italiana, como pasta bolognesa, o también para alimentos a la parrilla como ribeye y verduras rostizadas.

Las cuatro estrellas de vino Premium de Constellation Brands están disponibles en tiendas como Costco, La Europea o City Market a un precio aproximado de entre 600 y 700 pesos. Nada como un buen vino para celebrar la vida con cada brindis.

Galería

Callo de hacha con salsa de curry y Robert Mondavi fumé blanc.jpg Vino tinto Ruffino.jpg