alexa ¿Sabías que la cerveza tiene papel central en la cultura nipona?
CERVEZA JAPONESA
Esla bebida preferida de los japoneses

Dicen los que saben que la cerveza nació hace 4 mil a.C, en la zona de la Mesopotamia del Oriente Medio, hace más de siete mil años. La evidencia más antigua es una tablilla en la que se observan varias personas tomando cerveza de un mismo recipiente. Los Babilonios heredaron de ellos las tareas del cultivo de la tierra y la elaboración de cerveza en tabla de arcilla, la cual explica la fórmula de elaboración.

Su descubrimiento fue accidental: se mezcló agua con cereales y surgió la cerveza. Los sumerios humedecían el pan con agua y la levadura fermentaba la mezcla que la convertía en bebida alcohólica. 

La historia de la cerveza es también la de la agricultura: los asentamientos se forjaban alrededor de los cultivos. Lo relevante es que era alimento ya que tenía fuente de azúcar difícil de conseguir. 

En Egipto la denominaron “zythum” y era esencial en la dieta cotidiana. Descubrieron la malta, le agregaron azafrán, miel, jengibre y comino para darle sabor y color.

Los griegos heredaron las técnicas de fabricación de cerveza de los egipcios y pasaron este conocimiento a los romanos, que la llamaron "cerevisia", en honor de la diosa Ceres de la agricultura.

Una vez extendida, se utilizaban los granos de cereales disponibles de cada zona: en China el trigo, en Rusia el centeno y en Japón, el arroz. De allí surge el sake, que es considerada la cerveza más antigua utilizada en ritos sociales en honor a los dioses. 

Hoy hablaremos de la cerveza, la bebida preferida de los nipones a la hora de tomarse algo con los compañeros después del trabajo, en las fiestas de fin de año o bajo los cerezos en flor en primavera. El mercado de la cerveza incluye combinación de marcas bien consolidadas que llevan más de un siglo produciendo esta bebida y otros productores de menor envergadura repartidos por todo el archipiélago.

CERVEZAS JAPONESAS
En 1870, el noruego estadounidense William Copeland
fundó la Spring Valley Brewery

Si bien la cerveza llegó a Japón hace ya varios siglos de la mano de los marineros europeos, esta bebida no comenzó a producirse en el país hasta la segunda mitad del siglo XIX, época en que se establecieron las primeras cerveceras niponas, cuyas marcas han sabido ganarse su buena reputación con el paso del tiempo.

En 1870, el noruego estadounidense William Copeland fundó en Yokohama la Spring Valley Brewery, empresa privada que a la larga se transformaría en la Kirin Brewery Company —una de las piedras angulares del mercado de cerveza nacional--.

Rápidamente, la elaboración de cerveza a gran escala se extendió por el país. Así, en 1876 Sapporo Brewery abría sus puertas en la isla septentrional de Hokkaido y, años más tarde, a finales de la década de 1880, Asahi Breweries comenzaba su andadura en Osaka. Orion se puso en funcionamiento en Okinawa en 1957 y, tras convertirse en la opción predilecta de las islas, se extendió rápidamente al resto de Japón. Poco más de un lustro después, en 1963, el productor de bebidas Suntory decidió también adentrarse en el mercado de la elaboración de cerveza. Estos son los cinco grandes productores actuales y las marcas más comercializadas en tiendas, restaurantes e izakaya.

Estas grandes casas se dedican a la producción de cerveza estilo pilsner, en parte porque este fue el primer tipo de cerveza en llegar al país desde Europa. La cerveza pilsner se deja beber fácilmente y se adapta bien a las situaciones sociales en las que se suele tomar algo; por ejemplo, la comida de los izakaya marida muy bien con cerveza algo más ligera. No obstante, durante lo que llevamos de siglo, las grandes cerveceras han ido diversificándose, introduciendo mayor variedad de estilos influidos por el boom de la cerveza artesanal e inclinándose más por el “happoshu” bebida elaborada a base de soya similar a la cerveza.

CERVEZAS JAPONESAS
Hay cervezas de todos los estilos

Las pequeñas fábricas de cerveza eran prácticamente inexistentes en Japón hasta 1994, cuando se relajaron las estrictas leyes fiscales del país y, con ello, surgió nueva generación de fabricantes de cerveza artesanal. Desde entonces, y hasta el cambio de milenio, fueron muchas las nuevas marcas que emergieron, como Echigo Beer —catalogada como “la primera productora de cerveza artesanal de Japón”—, y que abrieron, a su vez, sus propios taprooms o espacios de degustación. Durante la última década las cervezas artesanales han logrado abrirse paso y conquistar al público general, hasta tal punto que, en la actualidad, se pueden encontrar cervezas artesanales en los estantes de cualquier tienda de ultramarinos.

Tomarte una cerveza artesanal japonesa es algo que podrás hacer en gran cantidad de lugares del país. La mayoría de los productores de cerveza artesanal cuentan con sus propios taprooms. Por ejemplo, la fábrica de cerveza originaria de Numazu Baird Beer cuenta con diferentes taprooms en Tokio y en el resto del país, mientras que Hitachino Nest Beer ha instalado “laboratorio de cerveza” en el tejado de la estación de Tokio. En la mayoría de las grandes ciudades podrás encontrar taprooms de las marcas de cerveza artesanalss de la zona. Las grandes cerveceras también se están apuntando a esta tendencia y, por ejemplo, Kirin ha abierto varios taprooms de estilo artesanal en Tokio, Yokohama y Kioto bajo el nombre de Spring Valley Brewery.

También podrás encontrar gran variedad de cervezas en cualquier tienda de ultramarinos, desde pale ale hasta IPA, de productores como Yoho Brewing, famoso por su popular Yona Yona Ale. Otras grandes cerveceras, como Sapporo y Suntory, han lanzado al mercado sus propias líneas artesanales, con bebidas de edición limitada muy alejadas de la típica pilsner.

CERVEZAS JAPONESAS
En Japón hay innumerables cervezas artesanales

La mayoría de los bares de cerveza artesanal que proliferan por todo Japón están dirigidos al público angloparlante, por lo que su menú está disponible tanto en inglés como en japonés. Además, en ocasiones, también cuentan con empleados que hablan inglés, algo muy útil si te manejas con el idioma anglosajón. Nunca antes había sido tan fácil encontrar bar de producto artesanal en Japón.

Baird Beer es buen ejemplo de logro nacional, mientras que Craft Beer Market ofrece selección de cervezas artesanales en constante rotación en diferentes partes del país. En Tokio puedes visitar uno de los ocho Yona Yona Beer Works y acompañar tu cerveza con sabrosas salchichas o con alguna otra cosa. Popeye, en Ryogoku —Tokio— o Goodbeer Faucets, en Shibuya, cuentan con selección de decenas de cervezas especiales procedentes de todo el mundo. Por último, Devil Craft dispone de menú más curado, por el que van pasando gran variedad de cervezas.

También puedes disfrutar de cerveza artesanal en alguna de las licorerías especializadas de Japón habilitadas para el consumo de bebidas. Muchas de ellas, como Mitsuya Liquor —en Asagaya—, cuentan con pequeña sala en la que los clientes pueden tomarse su cerveza artesanal. Otros, como Antenna America, están situados en grandes almacenes y funcionan como pequeños rincones llenos de ambiente donde poder pararse a tomar algo.

La experiencia de la cerveza japonesa no solo se limita a tomarla en izakaya o bar, sino que se compone de todo tipo de lanzamientos de edición limitada y eventos relacionados con esta bebida.

Por ejemplo, es habitual que las marcas adapten el diseño de las latas a cada estación, de tal manera que el color rosa o las imágenes de pétalos de flores de cerezos que adornan las latas en primavera dan paso a manto de hojas rojas y amarillas en otoño. La mayoría de las casas también juegan con los sabores y, por ejemplo, las cervezas de otoño e invierno suelen contar con graduación mayor.

CERVEZAS JAPONESAS
Existen recorridos por distintas cerveceras

Los festivales de cerveza artesanal también se han convertido en eventos esenciales en Japón, en los que productores de todo el país se congregan para ofrecer algunas de las muchas cervezas niponas a público sediento. Como buenos ejemplos tenemos el Great Japan Beer Festival, que la compañía BeerFes organiza cada año tanto en Yokohama —donde la celebración tiene lugar durante el mes de septiembre—, como en Tokio, Osaka, Okinawa y Nagoya, o el Snow Monkey Beer Live de la cervecera Shiga Kogen de Nagano, que combina festival de música y homenaje a la cerveza en un mismo evento.

Por último, no te olvides de hacer visitas guiadas que todas las grandes marcas organizan en sus principales fábricas para compartir su historia, mostrar la forma de elaboración de su cerveza y ofrecer degustación final.