alexa Alta cocina catalana en el corazón del DF
catalana
Alta cocina catalana

Los amantes de la buena mesa podrás disfrutar las propuestas que el restaurante Rebost de alta cocina catalana tiene para dar gusto a los paladares. En todos sus platos, se aprecia una mezcla cosmopolita de influencias francesas, italianas y árabes que dan ese toque de distinción y sabor propio de la cocina catalana.

Cabe destacar que esa región de la península ibérica encierra un rico patrimonio gastronómico, que incorpora ingredientes de todo el mundo, formas de elaboración variadas y secretos de diversas procedencias dando por resultado un panorama gastronómico inmenso. Pese a ello, hay rasgos propios que la puede definir como mediterránea: el uso de aceite de oliva, la abundancia equilibrada de productos marinos, el trigo y el vino. Este típico restaurante catalán, no intenta hacer una cocina fusión, mantiene los sabores de la gastronomía auténtica catalana con procesos de elaboración básicos y ceñidos al estilo tradicional.

El restaurante ofrece una gran variedad de platillos, entre los que destacan los arroces, tanto paella, como arroz de montaña y rissotos. También gran variedad de pescado, mariscos y las típicas

catalana
La cocina catalana una sorpresa al paladar

croquetas de jamón, además de excelentes embutidos y aderezos. Otra opción más ligera son las tapas y los pinchos; y no podían faltar los deliciosos postres, como la tradicional crema catalana con frutos rojos y los panellets. Uno de los platillos representativos, recomendación del chef, es la butifarra, que se sirve esparrancada acompañada con verduras a la brasa; o los canelones de la abuela, que se preparan en la región el día de San Esteban.

Jordi Oliveres, administrador del restaurante, señaló que Rebost en catalán quiere decir: despensa, “elegimos este nombre porque todos los productos que utilizamos en los platillos, los elaboramos en nuestra cocina. Crearemos un rincón gourmet donde los comensales puedan llevar lo que deseen a su casa. El lugar está dentro del Orfeó Català, lugar donde además se puede disfrutar de una buena comida. También hay obras de teatro, música en vivo y tertulias literarias y políticas, entre otras, en fechas específicas”, finalizó.

catalana
También la cocina catalana endulza el momento

El chef Joan Creus, catalán de nacimiento, cuenta con una gran experiencia, tiene cinco años en México colaborando en varios restaurantes de prestigio, además de ser profesor de la escuela de gastronomía Instituto Superior Mario Moreno.

“La mayoría de los platillos están acompañados con salsas suaves y exóticas, especialmente las de aceite de oliva, sean carnes, pescados o verduras; acompañándolos con frecuencia de frutos secos como las castañas, almendras, pasas y piñones. Lo que hace diferente a la gastronomía catalana es la forma inesperada en la que se usan los ingredientes. Las almendras molidas que se utilizan para perfumar salsas o la canela y el chocolate para preparar platos que nada tienen que ver con postres”, explicó el chef.

El vino en Cataluña tiene una gran tradición cultural, ya que esta zona constituye una región vinícola histórica con peculiaridades propias y en el lugar hay una extensa carta de vinos mediterráneos para maridar los platillos de forma perfecta.