alexa Cata-maridaje con vinos Doca Rioja

La denominación de origen española, mediante Sabores de México y el mundo, combinó sus más exclusivos vinos con un exquisito menú en Mexsi Bocu

vino
Vino tinto “Izadi Reserva” 2011
con entrecote a la plancha

La cultura del vino permea cada vez más en nuestro país y no necesariamente como un asunto snob o sólo para expertos. La realidad es que se puede disfrutar de un buen vino para acompañar los alimentos o por el simple antojo en el momento que sea. Un ejemplo de ello es la cata-maridaje organizada por Sabores de México y el mundo con vinos Denominación de Origen Rioja en el restaurante Mexsi Bocu.

El sommelier invitado, René Rentería, comenta que el vino es la bebida más sofisticada del mundo, ésa que deleita a los sentidos: vista es a atracción, olfato a seducción y gusto a confirmación. Explica que parte de la calidad de un buen vino lo establece el indicador de permanecer en el retrogusto por 10 segundos.

El menú servido en el maridaje constó de:

Vino blanco “Tuercebotas” 2014, refrescante, hecho con una mutación de uva tempranillo, para enaltecer el sabor de un pulpo achicharronado con espinacas y papas con alioli.

Vino rosado “Valenciso” 2014, hecho de uva tinta de un perfil aromático de frutos rojos, hizo mancuerna con una exquisita tostada con salpicón de venado a la Dijonnaise y salsa especial de la casa de un sabor peculiar sin ser picante. El sommelier hace hincapié en que este tipo de vinos nunca deben tener tonos anaranjados, sino rosáceos. No debe exceder de dos años en México.

vino
Vino rosado “Valenciso” 2014 y salpicón de
venado a la Dijonnaise

Vino tinto “Laguardia Real Crianza” 2009, con un tiempo en barricas y botella aproximado de entre 6 y 12 meses. Acompañó a ricos tacos de pollo placero a la Louisiane con pico de gallo de piña y guacamole, frijoles refritos y chicharrón.

Vino tinto “Izadi Reserva” 2011, pasó años en barrica y en botella antes de salir al mercado, es muy rico en tempranillo. Fue designado para el entrecote a la plancha, papas y camotes salteados, echalotes y pasilla caramelizado.

Vino tinto “Lanzaga” 2008, es de los más exclusivos de esta denominación de origen, con un costo que supera los mil pesos por botella. Su potencia es sinónimo de integración. Se sirvió con un mini pepito Wellington de filete de res, foie gras y duxelle de champiñones con trufa.

De postre, una deliciosa nieve de toronja con un toque de romero y frambuesa.

Por último, el especialista menciona que España certifica en sus etiquetas el tiempo que pasó el vino en botella. Rioja tiene más de 120 mil parcelas y sus vinos son de excelencia. Las botellas que integraron la cata no están disponibles en puntos de venta. Únicamente es posible conseguir, por medio del distribuidor directo, el vino blanco “Tuercebotas”. Una verdadera experiencia culinaria fue este atinado maridaje.

Más información en @riojawine_mx @sabormexico y @MexsiBocu.

Galería

Chef Alexis Preschez de Mexsi Bocu.jpg Nieve de toronja.jpg Pulpo achicharronado.jpg Tuercebotas.jpg Vino Blanco Tuercebotas.jpg Vino tinto Lanzaga.jpg