alexa Israel es el primero en el mundo en aceptar dar a las personas mayores de 60 años tercera dosis contra el Covid
VACUNA
Mujer recibe dosis de la vacuna contra el Covid en el Auditorio
de Música de Roma el mes pasado. (Foto: Yara Nardi / Reuters))

Los cuatro principales fondos de salud del país dijeron que se están preparando para recibir a personas mayores de 60 años para una vacuna de refuerzo contra el coronavirus, ya que a los israelíes se les prohibió viajar a cuatro países más y el Pase Verde volvió a entrar en vigor.

El comité de vacunación contra el coronavirus del Ministerio de Salud votó por mayoría casi unánime de 56 -1 para administrar la tercera inyección de la vacuna Pfizer a las personas mayores que fueron inyectadas hace más de cinco meses en reunión que se desarrolló a partir de las 9:00 p.m. hasta la medianoche del miércoles, a pesar de que la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. aún no ha aprobado tercera dosis.

El presidente Isaac Herzog recibirá la primera vacuna de refuerzo del país el viernes.

Servicios de la Salud Maccabi dijo que comenzaría a vacunar el viernes. Los otros fondos de salud dijeron que comenzarían a recibir citas y ofrecer vacunas el domingo.

"Nuestra estrategia es clara: salvaguardar la vida y salvaguardar la rutina diaria en el Estado de Israel", dijo el primer ministro Naftali Bennett.

Explicó que la decisión se basó en considerable investigación y análisis, así como en el “aumento y riesgo de la ola de la variante Delta. Israel ya ha vacunado a 2 mil personas inmunodeprimidas con una tercera dosis sin efectos adversos graves. Ahora, estamos lanzando campaña nacional de tercera dosis. Compartiremos toda la información que tenemos con el resto de la comunidad global a medida que avancemos".

El jueves por la mañana, el profesor Nimrod Maimon, director del programa Magen Avot V’Imahot, se reunió con representantes de los centros de vida asistida del país y dijo que las inyecciones serían administradas inmediatamente en sus hogares.

La Sociedad Gerontológica de Israel también dijo que se estaba preparando para administrar las pruebas a sus residentes. La sociedad representa a unos cien hospitales geriátricos y de enfermería.

La medida se produce un día después de que Pfizer les dijera a sus inversores en presentación que su investigación muestra que tercera dosis de la vacuna aumenta los anticuerpos entre cinco y once veces. La compañía dijo que espera solicitar la aprobación de uso de emergencia de la inyección adicional en algún momento de agosto.

La variante Delta se ha extendido rápidamente por Israel.

Alrededor de 2 mil 177 personas fueron diagnosticadas el miércoles, informó el Ministerio de Salud el jueves por la noche, con 2.36 por ciento de las que fueron examinadas dando positivo. Había 151 personas en estado grave, incluidas 26 intubadas.

Un paciente de coronavirus no vacunado de 38 años que estaba siendo tratado en el Centro Médico Soroka murió el jueves por la noche. No tenía condiciones médicas subyacentes, dijo el hospital. Al ingresar, su situación se deterioró rápidamente hasta que finalmente fue ventilado y colocado en una máquina ECMO.

"Sin más acciones e inmunización generalizada por parte del público, se espera que el número de casos nuevos y graves aumente hasta tal punto que podría provocar congestión en las clínicas de salud y hospitales comunitarios", dice informe del Centro de  Información y Conocimiento Nacional del Coronavirus.

Si bien la mayoría de los casos nuevos son personas más jóvenes –entre ellos niños no vacunados– el país está comenzando a ver más y más ancianos que fueron vacunados hace cinco y seis meses se infectan. Investigación preliminar realizada por el Ministerio de Salud mostró que la vacuna Pfizer tenía solo 16 por ciento de efectividad contra la variante Delta en personas vacunadas hace tanto tiempo.

Además, se estima que para las personas de 60 años o más, la eficacia de la vacuna para prevenir enfermedades graves se ha reducido del 97 al 81 por ciento.

"El 81  por ciento sigue siendo efectiva, pero la brecha es dramática", tuiteó el profesor Eran Segal del Instituto de Ciencias Weizmann el jueves por la mañana. "Porque si antes la probabilidad de que una persona vacunada de 60 años o más se enfermara gravemente era del 3 por  ciento, ahora es del 19 por ciento, lo que significa seis veces más".

Para ayudar a detener la propagación de la infección, el parlamento aprobó el jueves solicitud del Ministerio de Salud para agregar al Reino Unido, Turquía, Chipre y Georgia a la lista de países a los que los israelíes tienen prohibido viajar.

Durante reunión del Comité de Constitución, Derecho y Justicia, la jefa de Servicios de Salud Pública, la profesora Sharon Alroy-Preis, dijo que el ministerio tiene la intención de declarar a Grecia, Bulgaria y los Emiratos Árabes Unidos países vetados la próxima semana –algunos de los destinos turísticos de verano más populares-, la lista de países vetados ya incluía a Uzbekistán, Argentina, Bielorrusia, Brasil, Sudáfrica, India, México, España, Kirguistán y Rusia.

También dijo que Italia y Francia entrarían en la lista de países naranjas, aquellos países de los que todas las personas, vacunadas o no, deben entrar en aislamiento al regresar a Israel.

Alroy-Preis dijo que no cree que las restricciones actuales en el aeropuerto Ben-Gurion sean lo suficientemente efectivas para detener la propagación del virus, y describió situación de “crecimiento exponencial” de enfermedades importadas. Según ella, alrededor de 800 personas enfermas han ingresado a través de los cruces fronterizos del país –principalmente a través de aeropuertos– y actualmente Israel tiene promedio de 100 a 250 nuevos casos que llegan desde el extranjero al día.

Dijo que algunas de las personas dan positivo desde su primer examen en el aeropuerto y otras cuando realizan la prueba en su séptimo día después de su llegada tratando de salir del aislamiento. Aunque también dijo que solo alrededor del 10 por ciento de las personas que regresan del extranjero se realizan la segunda prueba de coronavirus en el séptimo día.

Además, el jueves se restableció el programa Green Pass. El programa requiere que una persona mayor de 12 años presente certificado de vacunación o recuperación o prueba de coronavirus negativa tomada dentro de las últimas 72 horas para ingresar a evento o lugar con más de 100 personas.

El pase se aplica a eventos culturales y deportivos, hoteles y atracciones turísticas, gimnasios y estudios de entrenamiento, restaurantes, bares, cafés, cafeterías, conferencias y sinagogas.

El gobierno solicitó que las nuevas reglas del Pase Verde permanezcan vigentes hasta el 25 de agosto, pero el Comité de Constitución, Ley y Justicia del parlamento solo aprobó el plan hasta el 7 de agosto, un día antes de que se espera que Israel implemente su sistema de prueba rápida de antígenos.

El comité dijo que quería que el gobierno elaborara plan para financiar estas pruebas rápidas primero.

Para ayudar a hacer cumplir el uso de máscaras en el transporte público, Bennett y el ministro de Transporte, Merav Michaeli, anunciaron que se contratarían 400 inspectores durante los próximos tres meses, con la opción de renovar sus contratos según sea necesario después de eso.