alexa Vacunas contra Covid-19 podrían no tener la misma efectividad en personas con obesidad: Ysonut
YSONUT
Estudios alertan que las vacunas podrían no despertar una respuesta inmune suficiente

Hay probabilidad de que las vacunas no despierten respuesta inmune suficientemente efectiva para proteger a personas con obesidad, ello de acuerdo con análisis realizado por especialistas de Laboratorios de micro y macronutrición, Ysonut; pues las afectaciones causadas por el virus se incrementan debido a las alteraciones que impiden la reparación celular en dichos pacientes.

La doctora  Samaria Barba, médico especialista en Medicina Intensiva y Unidad Coronaria, parte del equipo formador de los Laboratorios asegura, "la obesidad provoca un estado de hipercoagulabilidad, asociado a un mayor riesgo tromboembólico; muy frecuente y grave en el Covid-19, ya que, por su condición, el paciente obeso no cuenta con mecanismos suficientes de reparación celular, lo que provoca severas lesiones que alteran la elasticidad y la distensibilidad pulmonar".

El riesgo aumenta en México. De acuerdo con el estudio “Acciones e intervenciones para la pérdida de peso”, elaborado por la consultora internacional Ipsos, la población mexicana es la que más peso ha ganado a lo largo de la pandemia, a nivel global. Dicho reporte resalta que, en promedio, los mexicanos hemos aumentado 8.5 kilos, problema al que se suman situaciones de riesgo como el estrés y la depresión causada por la pérdida de seres queridos o de fuentes de ingresos.

Diversos estudios han detectado la incidencia que tiene la obesidad en el deterioro y gravedad que sufren los pacientes que se infectan de Covid-19. como lo es la probabilidad de que las vacunas no despierten respuesta inmune suficientemente efectiva para proteger a pacientes con obesidad frente a la enfermedad.

YSONUT
México es el país en el que mayor peso
ha ganado la población en la pandemia

En un país como México, en el que el 75.2 por ciento de los connacionales adultos sufren de otra epidemia; sobrepeso y obesidad, de acuerdo con la Encuesta de Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut). La atención al sobrepeso es tema que debe preocupar a la población, adicional a las medidas de sana distancia y cuidados higiénicos vinculados a la pandemia por el Covid-19.

Según la Secretaría de Salud, al corte del 1º de agosto del presente año, en México se han aplicado más de 67 millones 355 mil inoculaciones, lo que representa 53 por ciento de la población en edades a partir de los 18 años.

No obstante, el importante avance en la vacunación, la doctora Samaria Barba, hace un llamado a la población para alertar sobre la relación tóxica entre el Covid-19 y la obesidad. “Es fundamental que los pacientes acudan a consultas médicas y sigan los controles necesarios, en materia de nutrición y obesidad, que son determinantes para mejorar la salud y la calidad de vida de los pacientes”.

YSONUT
Las personas con obesidad no cuentan con
mecanismos suficientes de reparación celular

La obesidad es enfermedad crónica, que cursa con estado inflamatorio sistémico, que es el gran promotor de enfermedades como la hipertensión, diabetes y dislipemia, que constituyen el conocido síndrome metabólico. En obesidad existe desbalance entre interleucinas proinflamatorias (IL6) y las adiponectinas antiinflamatorias. Esto supone desequilibrio entre los factores inflamatorios y antiinflamatorios y provocan déficit en el sistema inmune, no solo humoral sino también celular.

“Por lo tanto, el paciente obeso no cuenta con mecanismos suficientes de reparación celular, lo que provoca lesiones muy severas que alteran la elasticidad y la distensibilidad pulmonar”, explica la doctora Barba, quien forma parte del grupo de metabolismo y nutrición de la Sociedad Española de Medicina Intensiva Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC). “Es bien sabido que la obesidad provoca también un estado de hipercoagulabilidad que se asocia con un mayor riesgo tromboembólico que son muy frecuentes y graves en el Covid”, agrega la especialista.

Además. recientes estudios concluyen que, debido a las alteraciones que los pacientes con obesidad tienen en la inmunidad, es probable que las vacunas no despierten respuesta inmune suficientemente efectiva para protegerlos.

Los médicos continúan alertando sobre el deterioro que ha causado no sólo el confinamiento en los pacientes, sino en la modificación de la atención sanitaria y en la calidad asistencial de los pacientes. Por ello es prioridad retomar las consultas y, sobre todo, continuar con el control de la nutrición de cada persona.