alexa Balón Intragástrico para tratamiento de obesidad
obesidad, balón intragástrico
Spatz Balón Ajustable Intragástrico

De acuerdo con cifras que proporciona la Secretaría de Salud, el principal problema de salud pública en México son la obesidad y el sobrepeso gastando el 7% del presupuesto destinado a salud para atender este padecimiento, solo por debajo de Estados Unidos que invierte el 9%.

Factores determinantes del sobrepeso y la obesidad, como la mala alimentación, el sedentarismo y la falta de acceso a alimentos nutritivos, ubican al país en el primer lugar mundial en niños con obesidad y el segundo en adultos.

Como método no invasivo y con menos riesgo para tratar la obesidad, se ha considerado al Balón Intragástrico durante los últimos 25 años, con el que más de 100 mil pacientes han conseguido perder más de 18 kilogramos en los primeros seis meses de tratamiento.

No obstante, a lo largo de estos años se han detectado algunas deficiencias y limitaciones en el modelo del balón intragástrico tradicional como la limitación de modificar su volumen durante el tratamiento y tiene una vida útil limitada a 6 meses.

Después de un periodo de investigación médica, el Balón Intragástrico de 12 meses, consigue dar respuesta a todas estas necesidades para poder ofrecer un tratamiento más seguro y eficaz. Además cuenta con un diseño que permite mejorar y facilitar el proceso de colocación o retirada.

El Balón reduce de manera drástica la sensación de apetito, enlentece el vaciado gástrico manteniendo más estables los niveles de glucosa en sangre, elimina el círculo vicioso hambre-ansiedad-hambre, proporcionando una sensación de control desde el primer momento.

Realizándose una evaluación previa del sistema digestivo, este método es apto para cualquier tipo de persona sin importar su complexión. Se puede colocar en adolescentes hasta personas mayores, ya que el procedimiento es mínimamente invasivo, en tan sólo 15 minutos se realiza la implantación y al cabo de una hora el paciente puede retirarse a su domicilio.

De acuerdo con la Dra. Itzel Fernández Silva, Especialista en Cirugía de Obesidad de Obesity Solutions, para asegurar los resultados de este dispositivo y evitar recuperar los kilos perdidos es muy importante acompañar el tratamiento con un programa de modificación de hábitos alimenticios y de estilo de vida.