alexa Hacking visual, un riesgo para la información de las empresas

Sólo 15 minutos o menos se requieren para robar información sensible por medios visuales en casi la mitad de los casos, 9 de cada 10 intentos tienen éxito

información
A veces la información de las empresas está en riesgo de
la forma más obvia

En países como China, Francia, Alemania, India, Reino Unido y EUA, de acuerdo con un experimento global realizado por la empresa 3M con la finalidad de exponer los riesgos ante el robo de información confidencial, un hacker fue capaz de obtener información corporativa sensible de computadoras en 9 de cada 10 casos, es decir el 88% de las ocasiones, mediante la práctica conocida como hacking visual.

El hacking visual es el robo de información privada, sensible y confidencial usando métodos visuales para su uso indebido, no autorizado o ilegal. Pero, ¿de qué se trata esta problemática? La protección de datos se ha convertido en la prioridad más alta para las empresas debido al uso explosivo de dispositivos móviles y una mayor flexibilidad, gracias a la cual los empleados pueden completar su trabajo fuera de la oficina.

Para proteger su información, las compañías buscan sofisticados sistemas pero en ocasiones descuidan los aspectos más básicos, como la piratería de información confidencial mediante medios visuales, obtenida de algo tan sencillo como ver la pantalla de una computadora portátil, y que puede acarrear daños significativos a una compañía.

El detalle de tiempo que necesitó el hacker durante este experimento para obtener información sensible o confidencial en las diferentes empresas, reveló la rapidez con la que operan y la vulnerabilidad de la información corporativa: menos de 15 minutos en 45% de los casos; de 15 a 30 minutos 18% de las veces; de 31 a 60 minutos 14% de las veces; de 60 a 90 minutos 8% de las veces y de 90 a 120 minutos el 2% restante de ocasiones.

Durante el ejercicio, el 53% de datos obtenidos por el hacker se refieren a información sensible proveniente, en su mayoría, de computadoras, tales como

claves de acceso, documentos confidenciales o clasificados, o bien, información contable y financiera de uso privado.

En el experimento, el hacker utilizó diferentes métodos visuales simples para perpetrar el robo de la información: el primero fue caminar en la oficina, entre pasillos, viendo las pantallas de las computadoras de los empleados e incluso haciendo capturas de las mismas desde su teléfono celular.

También, el ejercicio reveló que en un 70% de las ocasiones, el hacking visual no fue detenido a pesar de haberse tomaron fotografías. Y en los casos en que el hacker fue detectado y detenido, éste ya había logrado transmitir la información.

Empresas pertenecientes a industrias diversas, tales como instituciones bancarias y financieras, compañías de consumo, farmacéutica y consultoría entre otras., fueron objeto de este estudio global.

Un primer paso para la prevención es alertar a las empresas y personas acerca de los potenciales peligros de robo de información confidencial y personal por medios visuales, así como del peligro de una mala utilización de dicha información para cometer delitos.

El desarrollo de políticas, procedimientos y mejoras para garantizar la privacidad visual en compañías es uno de los objetivos del equipo multidisciplinario de 3M y de un grupo de expertos de diferentes industrias clave.

Para mayor información sobre productos especialmente diseñados para la prevención del hacking visual y recomendaciones para hacer frente a esta problemática, visite www.3m.com.mx/filtrosdeprivacidad