alexa Los Reyes Magos están a punto de llegar
Los Reyes Magos
Los Magos de Oriente

Los Reyes Magos, sus Majestades de Oriente, son símbolo de sorpresas, ilusión y regalos para niños y grandes. ¿Eran Magos, sabios, astrónomos o Reyes? No hay nada claro al respecto. Se cree que eran sabios, sacerdotes o astrónomos, llamados en aquella época "magos", porque venían siguiendo una estrella que presagiaba la llegada del nuevo rey.

Se ignora cuántos eran y de qué tierras procedian. De ellos solo se sabe lo que cuenta el Evangelio de Mateo: Nacido, pues, Jesús en Belén de Judá en los días del rey Herodes, llegaron del Oriente a Jerusalén unos magos diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer? (Mateo 2,1-2). Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra. (Mateo 2:11, versión Reina-Valera 1960).

La tradición cuenta que vinieron de Oriente. Eran tres, que iban guiándose por una estrella que les condujo hasta Belén. Allí buscaron al Niño Jesús recién nacido y le adoraron. 

Antes de llegar, en la ciudad de Jerusalén, encontraron al gobernador Herodes el Grande, quien astutamente les conminó a que, de regreso, hablaran con él para darle noticia del sitio exacto donde se encontraba dicho niño, para poder ir él también a adorarle. (En realidad, lo que quería era darle muerte, por eso ordenó la matanza de los inocentes).

Reyes Magos
Melchor, Gaspar y Baltasar

La historia sigue contando cómo un ángel se apareció a los tres reyes magos y les advirtió del peligro que corría Jesús si ellos obedecían el deseo de Herodes. Así pues, no volvieron por el mismo sitio.

Parece ser que por el hecho de que el relato evangélico indicara que trajeron tres dones (oro, incienso y mirra), se dio por sentado que eran tres los personajes que los traían. Aunque también en algún momento las distintas tradiciones han señalado que eran dos, cuatro, siete y hasta doce.

Poco a poco la tradición ha ido añadiendo otros detalles a modo de simbología: se les ha hecho representantes de las tres razas conocidas en la antigüedad y representantes de las tres edades del hombre. 

En nuestro país, la tradición habla de la estrella que los guió mientras iban montados en un camello, un caballo y un elefante. Emprendieron el viaje para adorar al Niño Jesús. Uno era negro, otro blanco y el tercero con facciones árabes. Cargaron obsequios para el recién nacido: de oro por ser rey, de mirra por ser hombre e incienso por ser Dios, los cuales extendieron delante del Redentor. Los Reyes simbolizan a los primeros gentiles convertidos al cristianismo.

Rosca de Reyes
Los tradicionales muñecos en la Rosca de Reyes

Los nombres: Melchor un anciano blanco con barbas blancas. Su regalo para Jesús fue oro. Gaspar, joven y rubio, rasurado, entregó el incienso y Baltasar, de raza negra, le llevó la mirra. 

La celebración del seis de enero se remonta a los primeros años de la evangelización en el Nuevo Mundo y sigue vigente hasta nuestros días. Según la tradición mexicana, son ellos quienes traen regalos a los niños.

La costumbre consiste en que los pequeños previamente escriben una carta para pedirles los juguetes que quieren recibir. La víspera de la fiesta (6 de enero) dejan junto a la ventana sus zapatos con un poquito de paja para dar de comer a los animales que traeran a los Santos Reyes (también conocidos de esta forma en México). A la siguiente mañana, la paja desaparece, en cambio los zapatos están llenos de juguetes.

Sobre la Rosca de Reyes

Cada principio de año, justo después de las abundantes comidas y cenas de Navidad y Año Nuevo, llega el momento de disfrutar de la tradicional rosca de Reyes. Esta tradición está muy arraigada en México y no hay familia dónde no se comparta una rica rosca. con un chocolate caliente, un buen café o atole.

Reyes Magos
Las deliciosas Roscas de Reyes

La tradición llega directamente de Europa en dónde conoció su expansión a lo largo de la edad media. Esta tradición llegó a España proveniente de Francia en la época del rey Felipe V y era conocida como la merienda de Reyes.

Siguiendo la cronología histórica, la rosca de reyes como la conocemos llega a México desde España, durante el siglo XVII, como una costumbre importada. En la península ibérica era el momento más importante de todas las festividades de fin de año con el intercambio de regalos en el seno familiar.

En México esta tradición se ha ido adaptando a las particularidades locales y ha conocido una evolución constante para acoplarse a los gustos de los consumidores mexicanos. Ese día se suele invitar a un grupo de amistades y cada uno debe de tomar el cuchillo para cortar su porción. En el interior del pan hay uno o varios pequeños muñecos (representaciones plásticas del Niño Jesús), y quienes encuentran el muñeco están obligados a ofrecer una fiesta, con tamales y atole, el día dos de febrero, Día de la Candelaria.