alexa Cinco actividades extraordinarias para celebrar a los pequeños viajeros
MALINALCO
Para disfrutar al aire libre

A tan solo dos horas de la Ciudad de México, en el Pueblo Mágico de Malinalco hay paraíso natural rodeado por montañas escarpadas y cielos despejados. Se trata de Malikualli Complejo Ecoturístico, pionero en actividades de aventura y camping para toda la familia y referente en ofrecer experiencias personalizadas, para que ningún viajero se pierda las maravillas que ofrece uno de los pueblos más encantadores del Estado de México. 

MALINALCO
Será aprendizaje sencillo e interesante

Para aquellos que desean sorprender a los pequeños viajeros y exploradores este próximo Día del Niño (y no tan niños), el complejo invita a todas las familias a compartir un día o fin de semana repleto de experiencias únicas, como taller de tallado en madera guiado por el maestro escultor mexicano René Martín Flores o una noche para revelar pistas y encontrar tesoros ocultos al ulular de las lechuzas y bajo el manto estelar. 

Aquí te dejamos cinco actividades  para viajar al Pueblo Mágico de Malinalco y celebrar a lo grande el Día del Niño bajo la nueva normalidad en viajes, es decir, en espacios al aire libre y respetando la sana distancia.

Taller de tallado en madera. Niños y adultos tienen el privilegio de visitar y convivir con ganador del Premio Nacional de Arte Popular, el maestro escultor René Martín Flores. Las puertas de su taller personal y galería, en el corazón de Malinalco, se abren en privado para que niños y padres visitantes tomen clase de tallado en madera. Mientras interaccionan con lijas y gubias, el maestro René Martín ayuda para que logren darle forma a los trozos de madera hasta lograr la figura de un tiburón, flor o lo que el pequeño viajero imagine. Al termino se puede hacer recorrido por el área especial del taller: la exhibición de instrumentos prehispánicos, pues René Martín es guardián de esos sonidos. Además de elaborarlos, el maestro escultor brinda la posibilidad de cerrar la experiencia con una sesión de música.

MALINALCO
Los expertos te darán todos los tips

Búsqueda del tesoro. ¿Imaginas un Día del Niño nocturno? ¡Sí es posible! aquí en el complejo los niños activan a su detective que llevan dentro justo cuando el sol se oculta. La misión es realizar maratón para hallar un tesoro oculto entre los árboles endémicos que crecen dentro del parque, como pochote y amate amarillo. La adrenalina sube cuando saben que durante la búsqueda de pistas pueden encontrarse con tlacuaches, cacomixtles, conejos y otros animales de la región. El premio final por haber completado este maratón nocturno consiste en recibir un juguete mexicano elaborado por artesanos locales. Pero hay más: el cierre de la actividad es frente a una fogata, con su respectiva dotación de bombones para asar.

Taller de marionetas con papel maché. La imaginación es el límite y los niños son maestros en ello. Por eso, otra manera de celebrarlos este 30 de abril es con un taller para crear su propia marioneta. La experiencia es impartida por Daniel Arango, quien forma parte de Taller de Artesanos. El objetivo principal es que los pequeños elaboren su títere con base en sus emociones, así pueden dar vida a árboles y personajes fantásticos salidos de su imaginación. Para completar el taller, el cual incluye todos los materiales necesarios, los niños hacen una representación teatral con sus marionetas. Esa actividad puede impartirse en cualquier área del complejo.  

MALINALCO
Taller de barro

Picnic en tipi¿Por qué no consentir a los chiquitines con picnic bajo enorme dosel que simule antigua vivienda de los indios norteamericanos? Esta unas de las actividades estrella que sorprenderán a los visitantes más pequeños y que también pueden disfrutar en compañía de otros amigos o con sus padres. La experiencia está disponible todo el año. El staff se encarga de montar lo necesario: el tipi, manteles y cojines de colores, flores, mesitas y bancas y, por supuesto, los alimentos preferidos de los niños, pizzas, hamburguesas y cualquier otro capricho culinario que deseen. Si bien la actividad es ideal para realizarse durante el día, también sugerimos hacerlo durante el atardecer, para admirar cómo el cielo se tiñe de morado y, posteriormente, culminar con una función de cine dentro de una cueva (actividad extra). 

Taller de barro. Esta es otra de las actividades con las que se debe celebrar a lo grande el Día del Niño. El taller de barro es impartido por la artesana Gaby Ramos y tiene la finalidad de que, a través de la manipulación de arcillas, los pequeños conecten con sus emociones y puedan tener una sesión de barroterapia. Mientas abren su mente para que la creatividad fluya, el barro va tomando forma de perros, árboles, muñecos e incluso, hasta de piezas de alfarería, que al final se llevan casa. También se les ofrecen plantillas para crear mandalas. 

El plus. En el complejo, los pequeños viajeros también pueden entregarse a la aventura. El lugar cuenta con tirolesa, escalada y rappel, cabalgatas, recorridos en cuatrimoto y alberca. Adicional, ofrece opciones de hospedaje para pasar una o varias noches, ya sea acampando dentro de casa de campaña convencional (colchonetas, bolsas de dormir y almohadas incluidas) o en domo geodésico familiar de lujo, para experimentar el famoso glamping.