alexa Movilidad Aérea
AEROMEXICO
Por primera vez chiles en nogada en vuelo

Llevar a más de 30 mil pies de altura los famosos chiles en nogada, que cumplen 200 años de su creación, fue compromiso de Aeroméxico y El Palacio de Hierro que se unieron para lograrlo

A principio de este mes patrio, pasajeros en la ruta Ciudad de México–Madrid, vivieron la experiencia gastronómica siendo la primera aerolínea en ofrecer este platillo a bordo. Durante el viaje fueron servidos más de 270 platos de chiles en nogada, acompañados de copa de champagne Taittinger, maridaje oficial de esta temporada. 

La preparación corrió a cargo de La Cantina Palacio, que tiene programa de comercio justo con ingredientes comprados directamente a pobladores de Calpan, Puebla, fomentando el desarrollo de esa comunidad, labor que la tienda departamental lleva haciendo desde hace más de tres años. 

Los ingredientes provenientes de la localidad poblana fueron: durazno criollo, manzana panochera, pera lechera, piñón rosa y nuez de Castilla. 

Christian Romero, gerente Senior de Servicios a Bordo, mencionó: “como aerolínea de bandera de México, somos orgullosos embajadores de la riqueza cultural, histórica y gastronómica de nuestro país. Por eso hacemos alianzas con empresas como El Palacio de Hierro con quienes compartimos valores y compromisos”. 

AEROMEXICO
Maridaje perfecto con champaña

El chef Corporativo de la departamental, Guillermo Martínez, indicó: “año significativo que no podíamos pasar por alto. Celebramos 200 años del chile en nogada y haciendo honor a su receta y tradición creamos experiencia gastronómica Totalmente Palacio para llevar este platillo a más de 30 mil pies de altura vuelo que será memorable para el platillo tan simbólico para los mexicanos”. 

AEROMEXICO
Se sirvieron más de 270 platos de chiles en nogada

Las versiones en torno al origen de los chiles en nogada son diversas, sin embargo se dice que datan de 1821 y fueron   inventados por las monjas agustinas del convento de Santa Mónica, en Puebla, para celebrar la Independencia de México y el santo del emperador Agustín de Iturbide, con platillo que tuviera los colores del Ejército Trigarante: verde, blanco y rojo.     

Sin importar el origen, los chiles en nogada han trascendido en el tiempo y siguen siendo reconocidos como uno de los platillos más emblemáticos de la gastronomía mexicana, declarada –en 2010-- por la Unesco Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.