alexa Uno de los aviones estrella de la flota de la aerolínea de bandera canadiense, el Boeing 787 Dreamliner
aerolínea
Premium Economy Class de la aerolínea canadiense

Uno de los aviones estrella de la flota de la aerolínea de bandera canadiense el Boeing 787 Dreamliner Air Canada, cuenta con 56 metros de largo y 61 metros de ala a ala. Esta aeronave está equipada con instalaciones de lujo y alta tecnología para brindar confort en cada uno de sus vuelos y a lo largo de sus tres secciones: Business Class, Premium Economy Class y Economy Class.

Una de las principales características de este majestuoso avión es que cuenta con tecnología Smooth Ride, la cual permite detectar turbulencias y activa un mecanismo automático en las alas para ayudar a reducir los efectos de éstas.

“Es una experiencia completamente diferente a todo lo que había visto antes”, son las palabras de Marc-Antoine, uno de los primeros oficiales a bordo del Boeing 787.

En Bussines Class,  cuenta con 20 cabinas en configuración de 1-2-1. Equipadas con un asiento ejecutivo, que puede ser reclinado hasta 180o con sólo tocar un botón, logrando con ello que el viajero llegue a su destino, renovado y listo para comenzar su día.

La cabecera del asiento está provista con funciones de masaje, característica única de los servicios de la aerolínea; además,  cada una de las cabinas cuenta con una mesa de servicio retráctil.

La Premium Economy Class, cuenta con 21 asientos en configuración 2-3-2. Con 19.5 pulgadas de ancho, 38 pulgadas de espacio para las piernas y siete para reclinar, lo cual lo hace sumamente cómodo.

Finalmente, la Economy Class, con 210 asientos que, igual que en la Business y en la Premium Economy, están equipados con una pantalla táctil de 18 pulgadas de gran definición, para disfrutar de entretenimiento independiente de última generación, así como una entrada USB y toma corriente. 

Para la fabricación de este avión se requirieron de muchas personas y mucho tiempo de trabajo. En su adaptación para formar parte de la flota, se puso especial atención en los detalles, los cuales fueron diseñados especialmente para brindar a los pasajeros una experiencia sofisticada y contemporánea.

Con la conjunción de suaves acabados en los asientos, una iluminación LED de amplio espectro y poderosos filtros que llevan aire fresco desde afuera hacia adentro de la cabina, la línea aérea canadiense busca ayudar a los pasajeros a que su cuerpo se ajuste más fácilmente a las diferencias de horarios.

El 787 Dreamliner, es un avión al que su estructura ligera y aerodinámica, principalmente de sus alas, reduce significativamente el consumo de combustible, por lo que resulta mucho más amable con el medio ambiente, más rápido y eficiente.