alexa Delta extiende la posibilidad de volver a reservar viajes hasta por dos años
DELTA
La línea aérea extiende validez de boletos

Delta está dedicando el mayor cuidado y atención a evaluar las políticas de exenciones de viaje y continúa haciendo que sea más fácil para los clientes cancelar, cambiar o volver a reservar.

La aerolínea amplía las exenciones de cuota por cambio para incluir reservas existentes o viajes cancelados hasta septiembre próximo. Quienes hayan reservado entre el 17 de abril y el 30 de septiembre de 2020  o que tengan vuelos cancelados entre marzo y septiembre ahora cuentan flexibilidad de viajar hasta el 30 de septiembre de 2020.

En estos tiempos de cambios acelerados, sabemos que nuestros pasajeros quieren que el valor de sus boletos sea seguro y canjeable por período más largo. Los boletos normalmente expiran un año después de la compra y en respuesta a los viajeros la aerolínea ofrece exención de cuotas por cambio y mayor flexibilidad para viajar hasta el 30 de septiembre de 2022 para que su próximo viaje reservado sea el 17 de abril y hasta el 30 de septiembre de 2020 o tengan viajes cancelados entre marzo y septiembre de 2020.

Mientras tanto, los boletos nuevos comprados entre el 1° de marzo y el 31 de mayo de 2020 podrán cambiarse con exención de cuotas por cambio hasta por un año a partir de la fecha de compra. Para conocer los términos y condiciones a detalle, visite esta página.

Para encontrar la mejor manera de aclarar sus inquietudes descarga la app la Fly Delta que ofrece reservar, cambiar o cancelar vuelos, acceder a tarjetas de embarque y obtener las últimas notificaciones de vuelos, sin importar dónde se haya reservado el boleto.

La prioridad de la compañía aérea es garantizar la salud y seguridad de los viajeros y empleados por lo que Delta Clean brinda ambiente seguro, limpio y transforma las expectativas de limpieza en los aeropuertos y en los aviones, ofreciendo nuevo estándar de limpieza.

La línea aérea responde a comentarios de viajeros y tripulación ajustando temporalmente la oferta de alimentos y bebidas a bordo, los procesos de servicio en vuelo en todos los viajes domésticos en los Estados Unidos y en vuelos internacionales de corto alcance, con el objetivo de reducir la cantidad de puntos de contacto físico durante los mismos.