alexa El verano de Iberia
IBERIA
Menos vuelos, menos aviones, menos frecuencias

Aunque lo lamenta por la frustración que provoca entre quienes acostumbran ir a refrescarse con la brisa del mar o en sitios de nieve perpetua mientras pasa el verano, Iberia se ajusta a las exigencias por el Covid-19 reduciendo la operación de las naves de su flota, el número de destinos a cubrir y la frecuencia de vuelos.

Pero no sólo eso, pues la aerolínea de bandera española pretende “jubilar” en agosto próximo todos sus Airbus A340-600. Lo decidió desde antes de la crisis por el coronavirus. Se retirarían de forma progresiva: cuatro este año y otros tantos en años siguientes. Esos aviones cubrían rutas de largo radio y contaban con capacidad para cerca de 350 pasajeros cada uno. 

Ahora diseñan ERTE rotatorio (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) con el fin de que toda la plantilla compagine periodos de actividad con paralización. Cabe recordar que la empresa presentó ERTE en marzo pasado, que afectaba al 90 por ciento de los trabajadores destinados a la operatividad (actividades de vuelo, handling, mantenimiento y carga).

Luis Gallego, presidente ejecutivo de la aerolínea, durante su participación en la cumbre empresarial de la CEOE (Confederación de Organizaciones Empresariales) advirtió que Iberia “saldría más pequeña” de la pandemia.

En ese encuentro, Gallego instó a la Unión Europea y al gobierno español a apoyar a la aviación "con Plan Renove", que la autorice a desprenderse de aviones “con el fin de que sea sostenible medioambientalmente, pues permitiría reducir las emisiones de CO2, y a la vez generar otros beneficios, como reforzar inversión en investigación y desarrollo y crear decenas de miles de puestos de trabajo”.