alexa México y Francia potencias turísticas
FRANCIA
Jean-Pierre Asvazadourian, embajador de Francia en México

El embajador de Francia en México, Jean-Pierre Asvazadourian inauguró el evento híbrido France Excellence / French Luxury Tourism Days” organizado por Atout France, agencia de Desarrollo Turístico de Francia, en alianza con Business France, servicio comercial de la Embajada francesa en México. El embajador estuvo acompañado por, Humberto Hernández-Haddad, subsecretario de Calidad y Regulación de la Secretaría de Turismo federal (Sectur). En sus discursos, destacaron las fortalezas de ambos países, así como el apoyo mutuo entre México y Francia. 

Mélanie Belin, directora de Atout France en México, presentó los primeros resultados del verano 2021 que marcan algunas tendencias. La mayoría de los indicadores están al alza en comparación con 2020, pero aún con retraso significativo respecto a 2019. En especial, la hotelería parisina y de alta gama ha sufrido la ausencia de los viajeros internacionales, aunque Belin recalcó “veremos muchas novedades en este sector en los próximos meses con aperturas de hoteles de 4 y 5 estrellas, pretexto para volvera a París”.   

Sin duda, la pandemia aceleró algunos cambios que ya se veían venir en el segmento del turismo de lujo. La innovación y  adaptación del sector a los nuevos retos que trajo la pandemia fueron tema a lo largo de la mañana. Tres mujeres líderes de la industria --Alethia García de PR Central; Lise Vives Kayak México y Paulina Loeza, Grupo Posadas-- participaron en uno de los paneles moderado por, Ximena de Córdova de Travesías Media, con el tema “El viajero de mañana y las nuevas tendencias del turismo de lujo”. Ellas compartieron diversos mensajes relacionados con la digitalización y el uso de la tecnología.

FRANCIA
Humberto Hernández-Haddad, subsecretario de la Sectur

La pandemia obligó a profesionales y viajeros a modernizarse y hacer uso de plataformas digitales para investigar, informar e incluso comprar. Mencionaron el papel de las herramientas tecnológicas para ofrecer información precisa sobre las nuevas necesidades de los viajeros, creando experiencias cada vez más personalizadas. Sin embargo, esta digitalización siempre debe acompañarse con trato humano de calidad.

Alethia García, se refirió a los dos tipos de turismo de lujo: el que busca pertenencia y el intangible, con experiencias y destinos que provoquen algo en el viajero.

“Antes de la pandemia 56 por ciento de los viajeros buscaba experiencias más que productos, pero con el Covid-19 esto se potencializó. Lo que dábamos por sentado se volvió lujo: familia, salud, libertad. La gente busca experiencias que hagan énfasis en ellos”, aseguro Alethia.

Por su parte, Lise Vives, country manager de Kayak México, aseguró que en su plataforma se crearon más filtros de búsqueda porque el viajero de lujo así lo exige y destacan la flexibilidad en las reservaciones de aerolíneas y hoteles.

Paulina Loeza, afirmó que los hoteles ahora también venden experiencia como la personalización de alto nivel, identificación de su tipo de dieta y preferencias, por ejemplo, en menú de almohadas.

Asimismo, ofrecer protocolos de higiene sin restar el disfrute de la estancia en el hotel y la preferencia de hoteles con prácticas sustentables, fueron también algunas de las tendencias del turismo de lujo. 

Al referirse al home office, Alethia García aseguró que la línea entre vivir, trabajar y descansar se ha borrado. “Si vas de vacaciones, también trabajas. Y si decides estar en hotel, saliendo de tu horario laboral, puedes disfrutar múltiples amenidades, lo que hace que las estancias sean más largas”.

FRANCIA
Mélanie Belin, directora de Atour France México

Para Paulina Loeza, la sustentabilidad es otra tendencia del turismo de lujo. “Los turistas están dispuestos a gastar 10 por ciento más en un hotel que cuenta con políticas sustentables”. Aunque tambén, a la hora de tomar la decisión de dónde hospedarse, son muy importantes los protocolos de higiene. “Los viajeros de lujo buscan que esos programas tengan alianzas estratégicas con empresas especializadas como centros médicos”.

Al respecto, Alethia aseguró que los protocolos deben existir sin restar valor a la experiencia. “Es un arte comunicar que estarás seguro y al mismo tiempo que disfrutarás. Lograr mandar el mensaje: “te estoy cuidando, pero no te vas a dar cuenta”.

No se puede hablar del futuro del turismo sin hablar de desarrollo sostenible, mesa redonda moderadda Analine Cedillo, co-editora de las revistas Accent y Aire, en la que participaron: Maxime Tissot de la Oficina de Turismo de Marsella; Guilhem Mallet, director de Air France en México y David Ortiz de la Asociación de Hoteleros de Tulum.

Francia quiere ser referetne en el desarrollo del turismo sustentable, por eso Air France, tiene programa muy concreto de acciones para limitar su huella de carbono, renovando su flota, eliminando plásticos a bordo y creando programa de reciclaje. Mallet anunció el proyecto de realizar vuelo con gasolina sustentable (Sustainable Aviation Fuel) entre México y Francia en los próximos meses.

Marsella es ciudad muy activa en sustentabilidad busca sellos y certificaciones internacionales y practica dando el ejemplo con la organización –en septiembre pasado-- del Congreso Mundial de la Naturaleza de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Con este evento internacional, la ciudad reactivó su turismo de reuniones y trató temas de gran importancia para la biodiversidad y la ecológica. También, mostró los compromisos de la ciudad hacia eventos más sustentables y recalcaron que el camino hacia la sustentabilidad se tiene que recorrer de forma conjunta entre sector privado, público y sociedad civil.  

En la reunión “France Excellence / French Luxury Tourism Days” también se mencionaron algunos de los fundamentos que hacen la excelencia a la francesa. Maud Hacker, historiadora francesa, realizó visita virtual de la renovada tienda departamental La Samaritaine, nuevo ícono del lujo a la francesa. Se necesitaron 15 años de trabajo para restaurar el monumento Art Déco y Art Nouveau y más de 750 millones de euros de inversión por parte del grupo LVMH.

FRANCIA
Participantes en el France Excellence / French Luxury tourism Days

Flores doradas a mano, piso de vidrio y restauración del gran mural de estilo Art Nouveau son algunos de los muchos trabajos que se llevaron a cabo para respetar y modernizar un monumento histórico como La Samaritaine. Hablando de savoir-faire, la asociación Entreprises & Découvertes, con el apoyo de los Ministerios de Asuntos Exteriores y Cultura, creó la marca de excelencia, Francia Savoir-Faire para promover más de cien empresas representativas que abren las puertas de sus talleres o fábricas con recorridos guiados. Se espera pronto versión en español.  

Por su parte, el director de Cartier en México, Christophe Bertin, mencionó la importancia de vivir y adaptarse a las problemáticas actuales para que las marcas de lujo sigan vigentes. Resaltó la importancia de hacer dialogar los savoir-faire franceses con la cultura local. Por eso, Cartier lanzó campaña con talentos mexicanos en diversos ámbitos como la música o la gastronomía, para reinterpretar los códigos del lujo a la francesa. 

Como conclusión, muchas tendencias se reforzaron y aceleraron con la pandemia. La personalización y el cuidado del medio ambiente parecen fundamentales en los retos del turismo de lujo, aunque no todos los viajeros lo entienden por completo. Es el trabajo de cada destino y empresa adaptar estos temas para comunicarlos de manera auténtica, desde adentro de la empresa con los empleados y afuera con los viajeros.

Durante meses, los viajeros voltearon a ver los destinos dentro de sus países pero, las ganas de salir a recorrer el mundo siguen conforme se van abriendo las fronteras. Para seguir seduciendo a los viajeros de lujo, será necesario devolverles la confianza y seguridad de cada destino.

Es crucial hacer uso consciente de la tecnología para apoyar la personalización y la toma de decisión, pero siempre dejando lugar a las relaciones humanas de calidad que tanto hicieron falta durante el confinamiento. Como siempre, el lujo es el sutil arte de entender a la sociedad actual para transformar cada momento en experiencias únicas.