alexa Atractivos
CANCUN
Así era Cancún hace 50 años

Se cuenta que, en un principio, después de crear Dios al mundo, fue llamando por grupos a los habitantes de planeta, con el fin de distribuir equitativamente los elementos que había formado en la Madre Naturaleza. Fue así, que, al repartir las montañas, llamo a los habitantes Alpinos de Europa Central, a los que vivirían en las laderas de los Andes, en Chile y Argentina, a los que habrían de hacerlo en el Hmalaya, a los habitantes de las Rocallosas en Norteamérica…y a los mexicanos.

Siguió Dios repartiendo, ahora con las Selvas y llamó a los de la cuenca amazónica, al sudeste de Asia, a los de África Central… y a los mexicanos. Continuó Dios, repartiendo ahora las playas, y llamó a los Polinesios, a los Hawaianos, a los que vivirían en las costas del Mediterráneo, a los de África Oriental… y a los mexicanos.

Dios siguió, ahora con los desiertos, y llamó a los del Sahara, a los chilenos, a los de Mongolia, y…. a los mexicanos. Dios, concluyó repartiendo a las grandes culturas y civilizaciones, llamando a los egipcios, A los Incas del Perú, a los hindúes, a los orientales de Asia…y a los mexicanos.

Una vez que Dios terminó la repartición, se le acercaron algunos humanos, para agradecerle la distribución que había efectuado, sin embargo, algunos le hicieron saber que tenían una pregunta que hacerle, a lo que Dios accedió. La pregunta fue, ¿por qué si bien él había distribuido todo de manera equitativa, siempre aparecían los mexicanos?, a lo que Dios, sonriendo les contesto: para compensar esto, van a ver la clase de gente que voy a poner ahí.

Triste moraleja, pero hablando de Turismo, viene a colación, que el peor enemigo del turismo en Mexico es el propio mexicano.

Hasta la fecha, sólo ha habido una persona experta y conocedora del turismo, que guió  acertadamente los destinos de Mexico en este campo: don Antonio Enriquez Savignac, el padre del desarrollo turístico de Cancún. Fue secretario de Turismo e incluso, fue elegido para dirigir la UIIOT, Union Internacional de Organismos de Turismo dependiente de la ONU.

CANCUN
La primera Torre de Control de Cancún, hoy emblema de la ciudad

En febrero de 1971, cuando atendiendo una invitación de don Antonio, en ese entonces director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo  (Fonatur), un grupo de directivos de Mexicana de Aviación, llevó a cabo una presentación en las entonces oficinas, ubicadas en el Banco de Mexico, respecto al proyecto de Cancún.

Si bien en principio el proyecto se antojaba grande y ambicioso, para aquel tiempo, los directivos del Fonatur, respondieron a los cuestionamientos y dudas básicas que entonces surgieron. Tales como vías de acceso, suministro de agua potable, drenaje, lineas telefónicas y de electricidad. En ese entonces Cancún estaba surgiendo en un lugar que carecía de totos esos servicios, no había carreteras, aeropuerto e incluso acceso por mar. Habría que construir viviendas y hospedaje para los miles de trabajadores, además de llevarles medios de subsistencia e insumos.

El licenciado. Enríquez Savignac sonriendo, nos informó que todo estaba previsto y pensado, y para que nosotros viéramos cómo iba tomando forma el proyecto nos invitó a hacer una visita al lugar en febrero de 1972 misma.

El día previsto los ejecutivos de Mexicana , abordamos en el aeropuerto de la Ciudad de Mexico, un avión Douglas DC-6, cuatrimotor de hélice, matrícula XA-MUK, que nos transportó a Cancún, en poco menos de tres horas de vuelo.

El aterrizaje fue en una pista de terracería acondicionada, dado que no existía aeropuerto, y como torre de control se tenía una estructura de troncos de árbol y palapa. Cabe hacer notar que este fue el primer vuelo comercial de Mexicana en aterrizar en Cancún, sin embargo y debido a que la pista era de terracería, provocó que, una vez que se detuvo la aeronave, sus llantas se hundieran, por el peso, en la arena, razon por la cual habría que planear el regreso a la Ciudad de México, por otro destino, y ese fue Cozumel, destino al que Mexicana ya operaba incluso con equipo Jet Boeing 727-100.

Este hecho, provocó el que se acelerara la construcción de la pista de lo que sería el aeropuerto de Cancún y fue Mexicana la compañía aérea que inició la operación regular con equipo DC-6 los martes y viernes, desde marzo de 1972, llevando principalmente trabajadores, técnicos, profesionistas y los primeros hoteleros de Cancun. De aquellos dos primeros vuelos semanales, hoy en 2021, 50 años después, se antoja increíble el que Cancun tenga conexión con 81 ciudades en todo el mundo a través de 506 vuelos semanales, 42 sólo desde ciudades en los Estados Unidos.

CANCU
Diversidad de atractivos en Cancún

Sin embargo, el aeropuerto de mayor movimiento en Mexico, carece de muchos servicios. No hay módulos informativos que faciliten información al turista en varios idiomas, la información que solicitan. Las largas filas para migración, aduana e incluso para el registro en mostradores de las aerolíneas, asemeja, la entrada a un estadio de futbol. En algunos sitios se ve sucio y maloliente. ¡Y esta es la primera impresión que tiene el turista de Mexico, y tristemente quizá la última!   

Recientemente tuve la oportunidad de regresar a Cancún, ahora por invitación del ingeniero Sigfrido Paz Paredes, para mi sorpresa, y parte de lo que nos había hablado don Antonio Enriquez Savignac, quedo solo en buenas intenciones. No existirían hoteles de más de tres pisos, y sólo se aprobaría la construcción usando materiales disponibles en el área, tales como piedra caliza, palmas para palapas, y madera del área.

No se considero el alto precio que pagarían los habitantes y turistas, por los insumos que se necesitan para su consumo diario, pues todo, hasta los bolillos, tienen que ser “importados”.

Se prometió que se respetaría las áreas verdes entre los diferentes hoteles, a fin de no obstaculizar la vista del precioso mar caribe. Encontré un Cancún sucio, con edificios hasta de ocho pisos, de mármol, cemento y cristal, uno junto a otro, como queriendo competir, y cada vez son más grandes. Sin señalamientos y considerando que ya es una ciudad internacional, los letreros deberían estar al menos en tres idiomas.

La vista del mar Caribe, quedo ocultada por estos edificios, algunos de los cuales tienen el anuncio de propiedad privada, que no permite el acceso a la playa, siendo que la ley mexicana lo prohíbe. Hay vendedores ambulantes que pareciera salen hasta de las coladeras y prestadores de servicios turísticos que ofrecen piedras de la pirámide del Castillo de Chichen Itzá.

Cancún se convirtió en un Miami más, donde no sólo los hoteles, sino comercios, bares restaurantes y tiendas cobran en dólares haciéndole “fuchi” a los pesos, (y siempre más alto que al precio oficial). Ni hablar del transporte terrestre, autobuses y taxis, a veces convierten en un calvario las peticiones del turista. Es deplorable que ninguna autoridad gubernamental haya considerado, como campaña promocional y oferta mercadológica bajar los precios a fin de poder contender con la mucha competencia existente en el Caribe, máxime ahora después de la pandemia.

También se ha ignorado la posibilidad de la devolución de impuestos a los viajeros extranjeros. Se tiene la idea de que los prestadores de servicios, no sólo en Cancun sino en todo Mexico, deben exprimir al turismo, obteniendo el máximo beneficio del visitante, y ni qué decir de la mayoría de los hoteleros, que solo buscan recuperar a la brevedad su inversión, dejando de lado la atención al turista. Curiosamente esta por inaugurarse un hotel mas, que va a cobrar por noche, el equivalente a dos boletos aéreos redondos de los Estados Unidos a cualquier punto en Europa. ¿Así vamos a atraer al turismo?

CANCUN
Así es Cancún hoy después de 50 años

Por otro lado, me pregunto: ¿de dónde proveerán el agua potable que alimenta a estos hoteles y a la ciudad de Cancún?, y, no sólo para el consumo humano, también para el aseo de huéspedes y las albercas. Si esta proviene del subsuelo y de los cenotes no esta lejos de que pronto el agua se agote.

Ni hablar de los enormes desechos de alimentos, basura y artículos en desuso. Otro asunto preocupante es el desagüe. ¿Se habrá previsto el crecimiento tan grande de Cancún? ¿Qué hacen con el desagüé de tantos y tan grandes hoteles? No quiero pensar que lo arrojan al mar, y si es a través de fosas sépticas, la piedra caliza de la península, dejará que se trasmine a los ríos subterráneos de los cenotes que abundan en el área.

Y para colmo, ahora el problema del sargazo, que esta peor que cuando empezó en 2018, y el gobierno se hace de la vista gorda, y los hoteleros se preocupan por limpiar el pedazo de playa que les corresponde, para lo cual se valen de los habitantes locales, a los que sólo les pagan con una comida, pero no con dinero.

La tradicional hospitalidad mexicana, ha sido casi olvidada, por los empleados de los servicios turísticos y la sonrisa amable que en otros tiempos identificaba al mexicano como buen anfitrión en el mundo, ha desaparecido.

Tenemos como vecinos a los mayores productores de Turistas en el mundo, los Estados Unidos y Canadá, ¿y por qué recibimos migajas? Hay que considerar que a veces les resulta más atractivo y económico, por razones de imagen principalmente, cruzar el Atlántico, que venir a Mexico y concretamente a Cancún. El gobierno se ha concentrado solo en Cancun, a sabiendas que existir otros polos de desarrollo turístico en el mismo estado de Quintana Roo, como Isla Mujeres, Chetumal, Playa del Carmen y Cozumel y, los que podrían surgir en el vecino estado de Yucatán, usando el muelle de Progreso.

CANCUN
Douglas DC-6, cuatrimotor de hélice, de Mexicana de Aviación

Porque nunca se ha previsto construir un muelle capaz de dar albergue a los cruceros, que actualmente se dirigen a Cozumel, donde lamentablemente las facilidades, son reducidas dado el tamaño de la Isla, contrariamente a lo que sucede en Cancún. Para nadie es secreto que la poca profundidad del mar caribe y concretamente en Cancún han impedido esto, sin embargo, creo que el dragar una parte del mar, para dar paso al muelle y a los cruceros, traería enormes beneficios a Cancún, diversificando la oferta turística, pudiendo los grandes cruceros recalar no sólo en un sitio, sino tener otros destinos paralelos, diversificando la oferta hacia otros puntos turísticos.

Actualmente los cruceros solo permanecen en Cozumel, un promedio de 12 horas, con lo cual se limita el acceso concretamente a Cancún, ya que si el turista desea trasladarse a este último punto, debe tomar el ferry que lo lleva a Playa del Carmen, y tarda un promedio de dos horas, esto aunado al tiempo y costo, hacen casi imposible la llegada del turismo que llega por barco, pues solo hay que imaginar cuándo coinciden dos o tres cruceros: las facilidades en migración, transporte y tours por Cozumel, hacen de este destino una pesadilla para el visitante.

Al cumplir 50 años, es digno de elogio lo que se ha alcanzado, pero también es lamentable que las promesas y sueños de don Antonio Enriquez Savignac se hayan quedado en el olvido. 

Ahora que el director general de la  Organización Mundial de Turismo (OMT), dependiente de la ONU, Zurab Pololikashvilli, visita Mexico se debería aprovechar por los diversos prestadores de servicios turísticos, solicitar su consejo y ayuda a fin de recibir apoyo, orientación y consejo.

Como profesional de la aviación y turismo, tuve la oportunidad de viajar y conocer 87 países, pero no como simple turista, sino compartiendo con sus habitantes, no llegando a hoteles sino a sus casas   a fin de conocer mejor la idiosincrasia, valores, costumbres, alimentos y otros, lo que me permitió forjarme una idea más concreta, de lo que es mi país comparativamente con los demás, y lamentablemente, creo que estamos en desventaja, y aprendí, como dije al principio, es terrible que el mexicano sea el principal enemigo de Mexico.